Los usas a diario, pero, ¿sabés cómo funciona un Flash Drive?

Todos tenemos un Flash Drive un nuestro hogar, ya sea perdido en alguno de los cajones, conectado a algún puerto USB del ordenador o simplemente en forma de aquel llavero de merchandising al que no le prestamos atención. Pero, ¿a qué nos referimos con este término y que productos dentro del mundo del hardware englobamos dentro de esta categoría?

Internet se ha convertido en la red donde lo compartimos todo; sin embargo, no siempre ha sido así y hay casos en los que las personas prefieren llevar sus datos a buen recaudo, en una unidad Flash Drive que llevan siempre consigo. Ya sea para guardar sus datos más privados o para otros menesteres.

¿Qué es la memoria flash?

NAND-Flash-memoria-RAM

Con dicho término nos referimos de manera coloquial a todos los sistemas de almacenamiento de la información, de los cuales se pueden no solo leer los datos de los mismos, sino también escribir en ellos y que se basan en el uso de semiconductores para ello. Por lo que incluimos en ellos las tarjetas de memoria, las unidades de almacenamiento SSD y los Flash Drives. Pero no se incluyen en dicha clasificación las clásicas unidades de disco cómo los HDD, los disquetes y las unidades de cinta.

Todas usan tecnología NAND Flash, su nombre se debe al tipo de puerta lógica que sé que se utiliza para almacenar los datos. Aunque existen otros tipos como las llamadas NOR Flash se usan más para otras aplicaciones, como lo son los sistemas embebidos. Y es que al contrario de la NAND Flash, la NOR Flash está en capacidades de pocos gigabits y con velocidades mucho más lentas. ¿Su ventaja? Pueden mantener la integridad de los datos durante más de 20 años. Lo que no es del interés de los fabricantes que viven de la obsolescencia de los productos para mantener su cadencia de venta.

¿Qué es un Flash Drive?

Pendrives-protegidos-contra-escritura

Una vez que sabemos lo que es la memoria flash nos toca hablar de lo que podríamos llamar un Flash Drive y esto no es más que un sinónimo para lo que llamamos pendrive. El cual se basa de un dispositivo de bolsillo que se basa en una interfaz USB y una pequeña placa con un chip que incorpora en su interior el controlador para el acceso a los y otro con la propia memoria flash propia memoria. Por lo que técnicamente es una pieza de hardware extremadamente integrada, ya que dispone de muy pocos componentes y es fácil de fabricar. Además, el uso de la interfaz más popular para periféricos en la actualidad nos permite utilizarlo en cualquier ordenador.

Los Flash Drive terminaron con el tiempo reemplazando a los clásicos disquetes para transmitir información, aunque a día de hoy con todo el mundo conectado a internet no parecen tan necesarios al existir servicios online para compartir archivos. No obstante son sumamente útiles para emplear cuando no tenemos conexión a internet o para otras funciones, entre las que se incluye su utilización para actualizaciones automáticas de la BIOS, unidades de diagnóstico del ordenador o incluso para cargar un sistema operativo desde la unidad.

Su contrapartida está en su rendimiento, ya que en ancho de banda se ve limitado por el de la propia interfaz USB, por lo que a no ser que usemos un Flash Drive del tipo USB 3.0 no debemos esperar el mismo rendimiento que un disco duro y muchos que un SSD. También se ha de tener en cuenta que dado que son extremadamente baratos la calidad de su memoria también lo es y, por tanto, esta tiene vida útil mucho más baja.

¿Cómo es por dentro un Flash Drive?

Una vez que ya tenemos definido lo que es un Flash Drive nos toca hablaros de cómo es su interior.

Flash Drive Componentes

  1. La interfaz con la que se conectará al ordenador, en este caso es una conexión USB del tipo A, pero desde hace un tiempo están adoptando el tipo C como interfaz para la comunicación. Lo cual les da una alta compatibilidad con todo tipo de dispositivos, incluidos tabletas y teléfonos que usan dicho puerto tanto para cargar la batería, como para la transferencia de información.
  2. El microcontrolador que llevará a cabo los accesos a la memoria del Flash Drive de manera automatizada y sin participación de ningún hardware externo para ello.
  3. Los pines de testeo, los cuales son una reminiscencia de cuando se programa el microcontrolador desde fábrica.
  4. La memoria flash que almacena los datos, normalmente en un Flash Drive por tema de portabilidad y espacio hay un solo chip.
  5. Este componente se encarga de la señal de reloj, la cual es crucial para sincronizar las transferencia de datos con el PC.
  6. Luces LED, el cual nos indica la transferencia de datos o el uso de la unidad a la hora de transferir archivos.
  7. Botón de protección contra escritura.
  8. Espacio para una segunda memoria Flash, qué en este caso el fabricante ha decidido no soldar.

¿Es lo mismo que una unidad SSD?

Esta pregunta, aunque puede parecer banal muchos os la habréis hecho en alguna parte de vuestras vidas. Al fin y al cabo una unidad de estado sólido o SSD no es más que el hermano mayor y vitaminado de un Flash Drive. Donde se utilizan varios chips de memoria flash y un controlador mucho más potente para poder manejar el acceso a la información contenida en la misma. ¿La diferencia aparte de una menor capacidad y rendimiento? Las unidades SSD no están pensadas para ser portátiles y llevarse a cualquier lado, sino cómo piezas fijas en nuestros PC.

Flash Drive SSD

Sin embargo, si hablamos de sistemas de muy bajo rendimiento donde la velocidad de acceso no tiene que ser lo más avanzado entonces un Flash Drive puede servir cómo unidad de almacenamiento al igual que un SSD. Teniendo en cuenta las diferencias técnicas claro está. Así podemos emplearlo cómo unidad de almacenamiento principal en un SBC tipo Raspberry Pi o un MiniPC sobre el que no podamos añadirle más espacio de almacenamiento.

A todo esto hemos de añadir que con la llegada de las nuevas interfaces basadas en el Tipo-C pronto los veremos siento usados cómo reemplazaos al disco duro en ordenadores de muy baja gama. Especialmente los utilizados para oficina y en concreto en los lugares donde el control de los datos es importante que lo tengan en sus manos los propios profesionales que trabajan con ello y son tan delicados que los han de llevar siempre consigo.

1 Comentario