Así es como el hardware de tu PC sabe las características de tu monitor

Cuando conectamos una pantalla a nuestro PC esta funciona automáticamente, de la misma manera si cambiamos los parámetros de la salida de vídeo el cambio es cuanto menos suave. No obstante para ello se necesita el uso de un estándar llamado DisplayID que es común en toda pantalla y hardware gráfico. ¿Qué es?

Alguna vez nos hemos encontrado que un juego no funciona del todo fluido a una resolución de pantalla y nos hemos visto forzados a utilizar una inferior o simplemente hemos visto como la que utilizamos para trabajar no es lo suficientemente buena y la hemos cambiado por otra que sea más cómoda para nuestra vista.

Sea cual sea la situación, muchas veces habréis observado que un cambio de resolución no se produce de manera automática y que hay cierto retraso en que este se produzca. Es decir, no vemos el cambio de un fotograma a otro, sino que vemos un fundido en negro para luego observar cómo nuestro monitor muestra la nueva resolución. Por lo que en el tiempo que se produce dicho cambio todo el sistema de vídeo se para por completo para reiniciarse bajo los nuevos parámetros.

Pero, ¿cómo se transmiten dichos parámetros entre la tarjeta gráfica y el monitor?, ¿Cómo sabe nuestro PC cuál es la pantalla que le hemos conectado y su funcionamiento? La respuesta a ella es sencilla, el cable de vídeo aparte

Los orígenes del DisplayID

DisplayID Metadatos

Los orígenes de DisplayID los podemos encontrar en su antecesor directo, llamado EDID o Extended Data Display Identification. Un estándar que fue definido por la VESA, el organismo encargado de dar los estándares relacionados con las pantallas. Se ha de tener en cuenta que en el caso de los monitores de ordenador, y ya desde la era de los monitores VGA, hemos tenido una gran cantidad de pantallas para ordenador de todos los tamaños o resoluciones.

La primera versión de EDID fue lanzada el año 1994, dentro de la versión inicial del estándar DCC y se basó en una modificación en cómo se empleaban los pines 4, 11, 12 y 15. Donde antes de la implementación de EDID esos conectores del popular conector de vídeo analógico se usaron para definir distintas resoluciones. Con la llegada del Display Data Channel se definieron los pines 9, 12 y 15 como el método de comunicación para enviar una colección de metadatos hasta 128 bytes, los cuales incluyen información del monitor como la siguiente:

  • La ID asociada al fabricante.
  • El número de serie del monitor.
  • La fecha de fabricación del mismo.
  • La ID del producto
  • El tipo de salida de vídeo
  • La resolución de pantalla
  • El espacio de color soportado

El estándar EDID evoluciono también junto a los conectores de vídeo y con la llegada de los monitores LCD y los conectores de vídeo digitales fue integrado en el ya olvidado puerto DVI, el popular HDMI y también las primeras versiones de DisplayPort en forma del pin definido como SDA.

La llegada del DisplayID

En diciembre de 2007 la VESA decidió hacer borrón y cuenta nueva para crear lo que en principio iba a ser el EDID de segunda generación, el cual amplío la tabla de metadatos de 128 bytes a los 256 bytes y fue bautizado como DisplayID, pero rompió la compatibilidad hacia atrás con su antecesor.

La diferencia entre DisplayID y EDID es que los bloques de información que contienen los metadatos se encuentran definidos en bloques, pueden tener un tamaño variable de hasta 256 bytes. De esta manera si es necesario integrar una nueva tecnología de pantalla en el estándar es tan sencillo como extender el contenido sobre el bloque correspondiente, definido por una etiqueta única cada uno.

Esto ha permitido añadir soporte para nuevos tipos de pantalla, nuevas velocidades de refresco, una mayor cantidad de resoluciones y nuevas tecnologías de pantalla sin verse limitados a los solo 128 bytes de información para definir las características de la pantalla que tenía el EDID.

¿Dónde se utiliza?

Steam Deck Pantalla

Si tienes un dispositivo que tiene una pantalla a día de hoy, sea del tipo que sea, entonces ten bien claro que los metadatos DisplayID enviados a través de la conexión de vídeo se van a emplear. No olvidemos que toda pantalla dispone de un microcontrolador en su interior, el cual es el encargado de recibir la señal de vídeo y controlar como se mostrará esta en pantalla.

Por lo que no solamente se encuentra en el mundo del PC, sino también en teléfonos móviles, consolas de videojuegos y en cualquier dispositivo que hace uso de una pantalla para comunicar la información visual con el usuario, independientemente de la relación que tengan entre sí. El DisplayID es, por tanto, un estándar necesario para que el uso de las pantallas sea automático y no requiera configuraciones, es decir, conectar y listo.

Dicho de otra manera, si este no existiese esta estándar algo tan sencillo y necesario como conectar una pantalla externa se convertiría en un auténtico infierno que nos costaría mucho solucionar al no poder ver las imágenes en el nuevo monitor, lo que requeriría el empleo de otro para poder configurarlo.

¿Por qué el hardware necesita identificarse?

Hemos de partir que todos los componentes que se conectan a través de las bahías PCI Express existe el PCI-ID, mientras que si hablamos de conexiones a través de USB entonces es donde el USB-ID hace acto de aparición. Los códigos de identificación en los diferentes periféricos de un ordenador sirven a la detección plug and play o conectar y listo. Tan pronto como se detecta un nuevo hardware el sistema operativo le pregunta la ID y busca su controlador entre los archivos del sistema o el repositorio de drivers de internet correspondientes a la identificación que tiene esa pieza de hardware en particular.

Las pantallas, en cambio, utilizan conectores de vídeo como DisplayPort, HDMI, DVI, VGA y muchos otros estándares de la industria, sin embargo, es importante que el hardware gráfico de nuestro PC tenga la capacidad de comunicarse con cualquier tipo de pantalla que le conectemos y funcionar con ella de manera correcta. Por lo que la conexión de metadatos que es DisplayID, también es crucial cuando tenemos casos especiales donde la comunicación entre ambos extremos no es del todo fluida o se producen artefactos de imagen.

¡Sé el primero en comentar!