NVIDIA subirá el listón: la RTX 4070 será más rápida que la RTX 3090

Han aparecido nuevos detalles de las RTX 40 de NVIDIA, algunos de ellos ya los conocíamos de hace unos días, mientras que otros son totalmente nuevos. Veamos que tal se presentan los rumores acerca de las GeForce de próxima generación, las cuales deberíamos ver presentadas en durante el tercer trimestre de este años si NVIDIA ejecuta su lanzamiento como en las dos generaciones anteriores.

Tenemos muy claro que la primera tarjeta gráfica para gaming de próxima generación serán las de NVIDIA bajo el nombre comercial de RTX 40 y basadas en la arquitectura Ada Lovelace. Por el momento la información es vaga y apenas sabemos novedades respecto a la filtración de los servidores de la compañía. No obstante hay nueva información sobre lo que nos podríamos esperar en unos meses.

Nuevos detalles de las RTX 40 de NVIDIA

Nuevos detalles RTX 40

Es tradición en el mundo de las tarjetas gráficas para gaming que toda nueva generación empiece en el tope de gama. Por lo que deberíamos esperar sin duda el lanzamiento de varias RTX 40 basadas en la GPU AD102. La cual es el único chip gráfico bajo la arquitectura Ada Lovelace en el que todos los filtrados coinciden en cuanto a su información.

Las especificaciones de la versión completa de la GPU AD102 son las siguientes:

  • 144 SM con 18.432 núcleos CUDA o unidades FP32 en total,
  • Un controlador de memoria mejorado que soportaría según rumores velocidades de transferencia de hasta 32 Gbps, aunque se espera que en las RTX 40 sea mucho más baja.
  • Bus de 384 bits de la GPU a la VRAM. Aunque los nuevos detalles de las RTX 40 no lo dicen, no descartéis una versión de 320 o incluso de 352 bits.
  • El rendimiento en la RTX 4090 se duplicaría respecto a su predecesora, aunque el margen de mejora estaría sobre el 80% y el 110%. Lo cual significa que NVIDIA no ha decidido todavía cuál es la velocidad de reloj escogida.
  • En cuanto al TDP se habla de versiones de 450 W y 600 W

Sabemos a partir de otras fuentes que por el momento el único chip que lleva ya semanas en producción es precisamente el AD102, por el momento existe una versión para socket, lo cual es habitual en los prototipos internos, que se está probando con los PCB basados en la RTX 3090 Ti de 450 W.

¿Y qué hay del resto de modelos?

NVIDIA-RTX-40

En cuanto al resto de la gama, la información que se ha dejado caer es la misma que se vio en el leak de NVIDIA y no es del todo fiable, especialmente por el hecho a que a todo apunta que los de Jensen Huang todavía no habrían cerrado las especificaciones y, por tanto, no habrían entrado en preproducción, cómo sí que parece que ha ocurrido con la AD102. Por lo que la información que se está dando es menos fiable en cuanto a dichos modelos.

En todo caso deberíamos esperar un lanzamiento muy similar a las RTX 20, y en consecuencia deberíamos esperar ver durante este 2022 los modelos RTX 4090, RTX 4080 y RTX 4070 equipadas respectivamente con las GPU AD102, AD103 y AD104. Se espera que la RTX 4080 sea mejor en rendimiento que la RTX 3090 y que esto también lo consiga la RTX 4070. Se dice que las RTX 30 compartirán espacio durante un tiempo, pero dada la falta de existencias de las gamas altas de las GeForce Ampere está muy claro que serán las gamas medias y bajas de las RTX 30 las que se mantendrán sin sustituto durante este 2022.

Los 32 Gbps solo son posible de una manera

VRAM velocidad variable

Lo que no nos cuadra mucho, y lo decimos hace unos días, es la alta velocidad de memoria que puede alcanzar el nuevo controlador de memoria. Por el momento no hay ningún tipo de VRAM en el mercado que soporte esas velocidades. Los 32 Gbps son la velocidad que Samsung dice que alcanzará su propuesta de la GDDR7, pero dicha memoria existe cómo estándar y, por tanto, es una perdida de tiempo que una tarjeta gráfica que sale este año tenga soporte para un tipo de VRAM que tardará mucho tiempo en aparecer.

¿La explicación más lógica a tal velocidad de transferencia? Es posible que NVIDIA haya desarrollado un sistema de compresión-descompresión de datos al vuelo en la interfaz de memoria con la VRAM a través de una acelerador. Lo cual les permitirá alcanzar los 32 Gbps de transferencia a través de la compresión de datos haciendo uso de los buses de memoria actual. Esto le permite a NVIDIA alimentar los 144 SM de la AD102 sin cuellos de botella en ancho de banda, sin tener que aumentar el tamaño del bus y con ello su coste o su velocidad y, por tanto, su consumo.