Palit resucita la arquitectura Pascal, ¿lanzará nuevas GPUs para minería?

De acuerdo con un nuevo requerimiento a la ECC (Comisión Económica Euroasiática), el ensamblador Palit pretende resucitar la arquitectura NVIDIA Pascal casi tres años después de su lanzamiento inicial. El requerimiento incluye 12 referencias de tarjetas gráficas que, según apuntan todos los indicios, estarían orientadas exclusivamente para la minería de criptomonedas, ya que estas GPU no tendrían ni tan siquiera salidas de vídeo.

Lo que parece más que claro según las referencias que ha registrado Palit es que estas GPU estarán basadas en el núcleo gráfico P106, además de registrar también por tercera vez una referencia de la que sería la GeForce RTX 3080 Ti.

Las GPU específicas para minería de Palit

No está claro cuáles son los modelos exactos que Palit pretende resucitar, ya que en su momento ya existían dos variantes de la GPU P106. Por un lado tenemos el P106-90 que es una GPU GP106 recortada con 640 núcleos CUDA y 3 GB de memoria gráfica GDDR5, mientras que el P106-100 de gama alta tenía 1280 núcleos CUDA y 6 GB de memoria GDDR5.

NVIDIA-GP106-Diagram

La presentación en el ECC parece enumerar «1069», lo que implicaría el núcleo gráfico P106-90, pero esta tarjeta gráfica ya no se podría utilizar en la minería de Ethereum debido a los requisitos de memoria gráfica dedicada (el archivo ETH DAG actual ya necesita 4,11 GB de VRAM, si bien hay otras alternativas de minería que tienen DAG más pequeños).

Palit ha presentado doce referencias en el ECC, pero esto de ninguna manera significa que vayan a llegar doce modelos de tarjeta gráfica. Palit tiende a enviar muchos más modelos de los que eventualmente lanzan al mercado simplemente por el hecho de que muchas veces los modelos listados son variantes regionales, es decir, modelos de gráfica que lanzan específicamente para ciertos países.

Palit registro ECC

Ya en su momento existieron GPU para minería basadas en la arquitectura Pascal de 16 nm con núcleos gráficos P106 / 104. Estas gráficas carecían de conectores de pantalla, innecesarios para gráficas diseñadas para minería de criptomonedas que funcionan en grupo; a menudo, de hecho, se enviaban a granel sin pegatinas ni embalajes más allá de una caja de cartón neutro para ahorrar costes, y lo más curioso de todo es que además se solían vender a precios más altos y con periodos de garantía más bajos de lo que tienen las GPUs diseñadas para gaming.

Esta información de Palit y el ECC se suma al anuncio reciente de NVIDIA, en el que anunciaron que lanzarían próximamente una nueva serie de gráficas llamadas CMP (Cryptocurrency Mining Processors) basados en arquitectura Turing y Ampere. Los primeros modelos CMP llegarán, en teoría, a final de este mes.

¿Es esta la solución a los problemas de stock?

Todos conocemos los problemas de stock que está sufriendo el mercado, especialmente acuciado en el mercado de las tarjetas gráficas para gaming y consolas de nueva generación. Desde luego, el auge de la minería está colaborando a esta falta de stock porque los mineros suelen hacer acopio de tarjetas gráficas para sus fines, pero no son el único problema ya que los problemas de producción siguen ahí, además de los especuladores que seguirán aprovechándose de la situación mientras ésta dure.

Si Palit o el resto de ensambladores de NVIDIA lanzan estas GPU diseñadas para la minería desde luego podría servir para aliviar un poco la situación, pero de ninguna manera solucionarían el problema definitivamente porque éste tiene un calado bastante más profundo que parte de los problemas en las fundiciones de chips. Por lo tanto, esta es sin duda una buena noticia pero para nada es la solución definitiva a los problemas.