Las gráficas integradas Intel Xe no dan la talla, este es su rendimiento

Se espera que la ambiciosa arquitectura Intel Xe para sus iGPU haga su debut como parte de los procesadores Intel Core de 11ª generación, Tiger Lake, pero mientras tanto la marca ya ha distribuido algunas en forma de gráficas dedicadas para que los desarrolladores puedan trabajar con ellas. Ahora, alguno ha sometido a una de estas gráficas al benchmark GeekBench, mostrando un resultado de rendimiento que, la verdad, queda bastante lejos de lo esperado.

Vaya por delante que cuando esta arquitectura llegue al mercado, lo hará como gráficas integradas en los procesadores Intel Core, y que el modelo que se ha sometido a benchmark ahora es el llamado DG1, una gráfica integrada que usa la misma arquitectura pero que en teoría es relativamente más potente que la que veremos en los procesadores. Y, a pesar de ello, el rendimiento obtenido es bastante decepcionante.

El rendimiento de las Intel Xe DG1 Gen12

Se asume que quien haya realizado este benchmark en GeekBench y subido a Internet el resultado ha sido alguno de los desarrolladores que en este momento tiene una Intel Xe DG1 en sus manos, la gráfica dedicada que Intel ya mostró en el pasado y que, como comentábamos antes, es relativamente más potente que la iGPU que veremos en los procesadores de Intel.

Intel Xe DG1

Para el benchmark, han emparejado esta gráfica con un procesador Intel Core i7-8700 de octava generación, y como veréis en la captura a continuación aunque GeekBench no identifica la gráfica como Intel Xe DG1, al ver su configuración con 96 EU, 3 GB de VRAM y su funcionamiento a 1,5 GHz parece bastante claro lo que es.

Intel Xe DG1 GeekBench

Este benchmark de Geekbench solo cubre el rendimiento OpenCL del dispositivo seleccionado («Intel Gen12 Desktop Graphics Controller»). La puntuación total es de 55373 puntos, con 3,53 GPixel/s en Sorbel o 16 GFLOPs en SFFT por ejemplo.

¿Son altos o bajos estos datos de rendimiento?

El caso es que estos datos de rendimiento apenas se igualan con los de las iGPU Radeon Vega que equipan los procesadores AMD Ryzen 5 3400G, con solo 11 CUs. Esta gráfica Intel Xe DG1 no solo es un modelo dedicado que evidentemente tiene mayores facultades que la integrada, sino que tiene muchas más CUs y, aun así, el rendimiento mostrado ha dejado bastante que desear.

Es cierto que, quizá, es todavía pronto para sacar conclusiones porque hasta ahora solo se ha filtrado un único benchmark, y por supuesto hay que tener en cuenta que, por decirlo de alguna manera, la gráfica está en «fase beta» porque precisamente está en manos de desarrolladores para que puedan crear el software apropiado para que funcione correctamente, pero los resultados mostrados hasta ahora no son demasiado halagueños.

Intel Xe DG1

En cualquier caso, más le vale a Intel ponerse las pilas al respecto de su arquitectura Intel Xe si quiere poder competir con AMD en este ámbito, ya que los de rojo son desde hace ya muchos años el mayor referente que existe cuando hablamos de gráficos integrados, y de hecho que Intel fichara a Raja Koduri de AMD fue, precisamente, para intentar potenciar este segmento. Hasta ahora, parece que no están teniendo mucho éxito que digamos.