Las tarjetas gráficas Intel tenían truco: sin esto no las podrás usar

Las tarjetas gráficas Intel tenían truco: sin esto no las podrás usar

Josep Roca

Intel acaba de anunciar que si no podrás instalar una de tarjetas gráficas ARC sin ResizableBAR en tu placa base. Un jarro de agua fría que quizás no lo sea tanto y puede que se convierta en una tendencia por parte de otros fabricantes. En especial de AMD, su rival directa. ¿Por qué han tomado esta decisión y que ventajas y desventajas tiene?

La noticia de que las tarjetas gráfica ARC Alchemist no funcionarán sin Resizable BAR activo en la placa base es algo que se tiene que interpretar como la paradoja del vaso vació. El interés de Intel es el de vender en tándem tanto sus procesadores como sus gráficas y placas base. Por lo que es una forma de unir dos elementos, no a través del soporte de dicha funcionalidad, sino de lo que esta permite. Sin embargo, las ventajas en cuanto a rendimiento son potencialmente mayores.

¿Resizable qué?

Tradicionalmente, el PC es un sistema que de cara a la organización de la memoria RAM de diferentes componentes, esta es del tipo NUMA. Lo que se traduce en que encuentra en un mismo pozo de memoria común. Sin embargo, la llegada de los chips heterogéneos que traían procesador central y tarjeta gráfica en un solo componente cambio las cosas en ese caso en concreto. Así pues, en vez de tener dos memorias físicas separadas, se pasó a tener una en común. ¿Cómo se hace para que un componente no escriba en el espacio de memoria de otro? Pues se asigna una parte de la capacidad de la RAM a la CPU y el resto que falta a la GPU.

NVIDIA-Resizable-BAR

Pues bien, una de las particularidades que tiene el Resizable BAR es que le permite ver al procesador todo el espacio de memoria asignado a la tarjeta gráfica, se encuentre este en una memoria aparte o en la misma memoria. Lo que significa que a efectos prácticos del driver, el cual se ejecuta en la CPU, se puede ver todo el pozo de memoria entero asignado a la GPU integrada en sus procesadores Core y el que se usa como RAM como un solo bloque. Sin embargo, esto lo han llevado un poco más allá con sus tarjetas gráficas para gaming.

¿Por qué las Intel ARC necesitan ResizableBAR?

Lo primero de todo, y antes de nada, pese al tono negativo de esta información, hemos de partir de la base que el ReBAR se encuentra disponible desde el PCI Express 3.0 y muchas placas base del mercado ya lo soportan y se puede activar desde la opciones de la BIOS. El motivo por el cual Intel ha decidido que no puedas usar sus tarjetas gráficas ARC sin ResizableBAR no es por temas de rendimiento, sino por el hecho que uno de las puntas de lanza de sus gráficas es el llamado Deep Link.

Intel Deep Link CES 2022

La idea habitual es que si tenemos una tarjeta gráfica dedicada, la que se encuentra dentro del procesador se apague, sin embargo, la idea de Intel es aprovechar la función del Resizable BAR para que la iGPU haga tareas asíncronas. Es decir, de apoyo, pero independientes a la creación del fotograma. ¿Y para qué serviría? Pues para cosas como:

  • Si realizamos streaming de juegos por Twitch o YouTube, se puede usar la gráfica integrada y sus códecs de vídeo como una capturadora + codificadora de vídeo sin necesidad de ningún hardware adicional.
  • En cálculos relacionados con la física de los juegos y la detección de colisiones de algún objeto, ambas gráficas pueden colaborar para acelerarlo y ganar algunos frames de más sin esfuerzo.

Se trata de una funcionalidad que tiene más utilidad de la que os pensáis. Y desde el momento que AMD le dio mucha importancia al ReBAR en forma de su Smart Access Memory, no tenemos ninguna duda que podríamos ver el mismo requisito en las Ryzen 7000. ¿La decisión de NVIDIA? La desconocemos, ya que ellos no venden microprocesadores centrales y para ellos es más difícil coordinar ambas partes.

2 Comentarios