Si tu PC va lento cuando juegas, la culpa puede ser de tu procesador

Si tu PC va lento cuando juegas, la culpa puede ser de tu procesador

Roberto Sole

Puede ser que cuando estes jugando notes que el ordenador empieza a funcionar mal, como que va más lento de lo normal. Esto puede aparecer en otros casos, cuando hay cargas exigentes, como pueda ser usar Photoshop o Premiere. Que el ordenador te funcione mal es culpa del procesador o, más bien, de tu dejadez.

Los componentes como procesador, tarjeta gráfica o SSD M.2 PCIe suelen generar bastante calor con carga de trabajo exigentes. Cuando esto sucede y el calor no se puede eliminar de manera correcta, para protegerse, bajan su rendimiento. Esto lo que provoca es que el sistema vaya más lento o pueda dar como tirones e, incluso, reiniciarse.

Cómo se si mi ordenador va mal por el procesador

Habitualmente, cuando un ordenador funciona mal con juegos, se culpa a la tarjeta gráfica. Es cierto que en muchos casos puede tener su origen en este componente. Aunque lo cierto es que hay otro componente más descuidado que también puede ser el origen del problema y es el procesador.

Son dos los casos en los cuales el procesador podría generar importantes problemas en el rendimiento de todo el sistema. Esto son:

  • Deficiente mantenimiento: La acumulación de polvo en el disipador provoca que el calor no se disipe de manera correcta. Esto hay que el procesador, cuando estamos jugando, vaya acumulando más y más temperatura. Al final, el procesador llegará a un cierto punto y para protegerse, reducirá su rendimiento. Ocasionalmente, podría incluso reiniciar el sistema, ya que incluyen medidas de protección para evitar daños
  • Pasta térmica: Seguramente seas una persona pulcra y cada seis meses, más o menos, limpies el disipador del procesador. Que lo limpies está muy bien, pero si la pasta térmica que esta entre el procesador y el disipador está en mal estado, la transferencia de calor será pobre. Esto hace que el calor se acumule en la CPU y no se transfiera al disipador. Pasará lo mismo que anteriormente, reducirá su rendimiento o bien apagará el equipo
  • Realmente estos son los dos principales casos por los que nos podemos encontrar un mal rendimiento de la CPU. Solucionar este problema puede costar 15 minutos, como mucho.

    Lo primero que haremos es limpiar el disipador y el ventilador. Podemos no quitarlo, aunque lo más recomendable es quitarlo, así lo limpiamos más cómodamente y, de paso, cambiamos la pasta térmica.

    procesador sucio mal rendimiejnto

    Otros problemas que podrían afectar

    Realmente, que falle un procesador es bastante raro. Suele ser el componente que más dura y sus problemas suelen ser externos. Aunque la suciedad es lo que más les afecta, hay otras cosas que pueden perjudicar notablemente su rendimiento. Estos son:

    • Overclocking: Aumentar las frecuencias para mejorar el rendimiento puede generar el efecto contrario si tenemos un mal disipador
    • Memoria RAM: Puede ser que debido a una mala configuración de la memoria RAM, el rendimiento del procesador sea malo
    • Alimentación: Un sistema de fases de alimentación pobre al procesador puede generar que no rinda como es debido. Así que, debes elegir la placa base con detenimiento para evitar este problema

    Como siempre, estas son algunas de las posibles causas de un rendimiento inadecuado de la CPU. Luego podemos tener problemas con otros componentes o simplemente, algún software que consume recursos. Al menos, el mantenimiento y la pasta térmica son sencillos y rápidos de corregir.

¡Sé el primero en comentar!