Ampere Computing tiene en desarrollo un procesador ARM de 80 núcleos

Ampere Computing tiene en desarrollo un procesador ARM de 80 núcleos

Rodrigo Alonso

Ampere Computing es una compañía de semiconductores fundada por el ex presidente de Intel, Renee James, que ha anunciado su nuevo procesador QuickSilver, de 80 núcleos y fabricado con el proceso a 7 nm de TSMC, compatible con memoria RAM DDR4 e interfaz PCIe 4.0. Os lo contamos todo sobre este nuevo procesador, con el que pretenden revolucionar la industria de los servidores.

Actualmente, Ampere Computing ya tiene un procesador en el mercado, de nombre eMAG. Este procesador está fabricado por TSMC con su proceso de 16 nm y está basado en la arquitectura ARM v8.0. Cuenta con 32 núcleos físicos que funcionan a una velocidad de 3,3 GHz y soporta memoria de ocho canales DDR4 a 2667 MHz, con 32 raíles PCI-Express 3.0, cuatro SATA 6 Gbps y un diseño térmico (TDP) de 75-125W.

Ahora, Ampere ha revelado algunos de los detalles de su nuevo procesador de próxima generación, que todavía no tiene nombre comercial pero cuyo nombre en clave es QuickSilver, que se lanzará oficialmente en 2020 y contará con la friolera de 80 núcleos físicos.

QuickSilver, con 80 núcleos de arquitectura ARM v8.2

El nuevo procesador, para el que muchos servicios en la nube como Amazon (pero también algunos grandes de la industria como Qualcomm, Huawei y Fujitsu) ya han mostrado su interés, se fabricará con el proceso de 7 nm de TSMC. Sus núcleos se desarrollarán en base a ARM Neoverse N1 y serán compatibles con el conjunto de instrucciones ARM v8.2, con hasta 80 núcleos y 80 hilos de proceso pero compatible con sistemas de doble procesador gracias a la interconexión ARM CMN-600, comunicados por PCIe 4.0 con protocolo CCIX.

La memoria se mantendrá con la misma disposición que la generación actual, es decir, sería DDR4 a 2667 MHz con soporte para ocho canales, y según han dicho tendrá 128 raíles PCI-Express 4.0. Eso sí, el TDP de este procesador se ha visto aumentado -aunque no han dicho a qué frecuencia funcionarán los 80 núcleos- y a máxima potencia excederá los 200 vatios, con un mínimo de 45 vatios en reposo.

Han indicado también que estos procesadores tienen un IPC mejorado frente a la anterior generación, con mejor eficiencia energética y mayor escalabilidad de núcleos, ancho de banda de memoria y conectividad.

En su hoja de ruta, que podéis ver en la imagen de arriba, Ampere Computing también ha definido un próximo procesador a 7 nm de segunda generación, así como próximos procesadores fabricados a 5 nm, si bien es cierto que no han indicado fechas ni tan siquiera aproximadas para unos u otros.

¿Cuándo y dónde veremos estos procesadores?

En principio solo han dicho que se lanzarán oficialmente durante el primer trimestre de 2020, pero tras su lanzamiento se tardarán todavía unos meses en ver los primeros productos equipados con éstos. Lo más probable es que solo los podamos ver en entornos empresariales y más concretamente en servicios en la nube como Amazon AWS, pero si los implementan significaría un ahorro de costes para estas empresas lo que podría impactar en unos menores precios de sus servicios (o, como es ya costumbre, unos mayores márgenes de beneficios que es en esencia lo que buscan cuando invierten en infraestructura).

En cualquier caso es todo un hito alcanzar tantísimos núcleos con un procesador ARM. Hasta ahora, tan solo los Graviton2 de Amazon y Kunpeng 920 de Huawei alcanzaban los 64 núcleos, y la verdad es que ver a una empresa «pequeña» llegar a estas cotas y competir con los grandes siempre es una buena noticia para fomentar la competitividad.