NVIDIA pone de excusa a Intel para intentar cerrar la compra de ARM

Un nuevo peldaño, una nueva muesca en el revólver y por lo tanto un paso hacia una dirección que curiosamente es incierta. NVIDIA ha respondido a la CMA del Reino Unido ante las objeciones de esta para su adquisición de ARM. El regulador expuso sus dudas y preocupaciones sobre la compra, a lo que NVIDIA ha dado una serie de argumentos donde «mágicamente» aparece Intel de por medio como «excusa» para saldar una serie de temas. ¿Qué tiene que ver aquí el gigante azul?

Si NVIDIA compra ARM, si se autoriza dicha adquisición, el mundo entero piensa que la competitividad y la libertad de las licencias para los SoC y procesadores Cortex pasará a mejor vida. Además, los competidores tienen miedo de que sea el primer paso para un monopolio total, no solo en informática como tal, sino en cualquier dispositivo existente que se base en ARM (prácticamente cualquier cosa que tenga chip lo es). Veintinueve páginas de explicaciones y argumentos de los cuales veremos los más importantes.

Softbank quiere dejar ARM

SoftBank 01

El problema que enfrenta ARM como empresa en sí misma es que los rumores sobre el hecho de que Softbank quiere abandonar el barco en plena adquisición de NVIDIA no refuerzan las acciones en bolsa de la compañía. Esto baja el valor y sobre todo la inversión que les podría llegar, a lo que NVIDIA alude lo siguiente:

Como empresa que cotiza en bolsa, es probable que ARM no tenga los recursos financieros para invertir lo suficiente en negocios en etapas iniciales. NVIDIA está particularmente preocupada de que estas presiones lleven a ARM a dejar de priorizar el centro de datos y PC y, en su lugar, centrarse en sus negocios móviles principales y de IoT en crecimiento. El resultado sería un mercado concentrado de CPU controlado en gran parte por Intel/AMD (x86), con el resto controlado por poderosos y mucho más rentables licenciatarios de arquitectura ARM.

Con esto NVIDIA no solamente deja claro que la cotización no iría bien y además dejaría el mercado de las CPU a Intel y AMD, dejando a sus socios en peor posición, como Qualcomm y Apple. Además, citar a Intel tiene una doble intención debido a las siguientes declaraciones:

La IP x86 está disponible para todos los clientes de ARM. Intel apunta directamente a los centros de datos, lo que permite a estos utilizar sus IP para crear chips personalizados. El cliente de centro de datos de más alto perfil de ARM, Amazon, ya se ha alineado como uno de los primeros clientes de IFS de Intel. Docenas de otros clientes ya se han comprometido con Intel, que está «abriendo las puertas» a sus IP y provocando un «cambio significativo en la forma en que la gente piensa sobre ARM».

Las licencias y la compra de ARM, ¿motivo de disputa?

ARM NVIDIA Portada alternativa

Esto lógicamente es cierto. Los clientes de Intel ahora quieren usar sus IP, sus arquitecturas, nodos y tecnología para crear sus propios diseños al más puro estilo ARM, aunque con ciertas concesiones importantes, donde por ejemplo se habla de la cancelación de contratos futuros, puesto que una de dichas concesiones es el arraigo por años, cosa que Intel no contempla y son acuerdos más tradicionales.

ARM es distinto, puesto que puedes licenciar ahora o para un gran número de años, por lo que la controversia con los contratos está en el aire y NVIDIA bien lo aclara:

Si la entidad fusionada anunciara repentinamente que incumpliría sus contratos (y sus compromisos con los reguladores) y se negara a otorgar licencias de ahora en adelante, los licenciatarios aún podrían fabricar y vender chips basados ​​en ARM durante la próxima década, e incluso venderlos por más tiempo (porque todos los licenciatarios de ARM tienen derechos de fabricación perpetuos). Los licenciatarios tendrían mucho tiempo para encontrar alternativas, sin ningún beneficio para la entidad fusionada durante muchos años. En consecuencia, la entidad fusionada no puede excluir a los clientes de ARM, aunque así lo deseara.

Un nuevo capítulo que sin duda ha sido muy interesante, porque los entresijos legales determinarán el futuro de la CPU en esta compra de NVIDIA hacia ARM.

Fuente > CMA

¡Sé el primero en comentar!