Noctua responde a los rumores de problemas de temperatura en los Ryzen 3000

Desde hace algún tiempo, se han sucedido los rumores que afirman que los procesadores AMD Ryzen 3000 tienen problemas de temperatura dependiendo de cómo coloquemos el disipador, y de cómo estén orientadas sus heatpipes. Noctua, el famoso fabricante de disipadores, ha salido a la palestra para negar estos rumores de manera rotunda tras haber realizado sus propias pruebas al respecto.

Debido a la disposición interna que tienen los procesadores AMD Ryzen 3000, y en especial la colocación de los chips IOD y CCD, se pensaba que la orientación de los heatpipes del disipador que instalemos en el procesador podría afectar al rendimiento térmico del mismo. Este fenómeno fue reportado inicialmente en Igor’s Lab, quien descubrió una ligera diferencia de temperatura según montaba un bloque de CPU en vertical o en horizontal.

Procesador AMD Ryzen 3000 sin IHS

Esto provocó una oleada de rumores y afirmaciones de varios usuarios, que decían que la diferencia de temperatura podría ser drástica dependiendo de cómo se montara el disipador. Pero claro, ya sabéis cómo son los rumores y más si los generan los usuarios, ¿verdad?

Noctua dice que la orientación no afecta a la temperatura

Menos mal que Noctua ha salido a la palestra para demostrar con pruebas que los rumores no son ciertos, y niegan de manera rotunda que la orientación de los heatpipes del disipador afecten a la temperatura. Pero este no es el final de la historia.

Noctua por supuesto ha realizado sus propias pruebas con sus propios disipadores, y demostraron que la orientación del disipador no tiene un impacto en la temperatura del procesador. Sin embargo, la compañía ha dejado caer que la pasta térmica y el cómo haya sido puesta sí que afectan en cierta medida:

«Sin embargo, como puede haber diferencias entre la superficie del IHS del procesador y la base del disipador, es posible que una orientación encaje mejor que otra y que por eso hayan tenido diferentes resultados de temperatura.», afirman.

No obstante, ya sabemos cómo va esto: la superficie del IHS del procesador no es totalmente plana, así como tampoco lo es la base del disipador y, por lo tanto, en cada procesador y en cada disipador serán diferentes. Por ello, cobra mayor importancia aquí el uso ya no solo de una buena pasta térmica, sino también de una buena técnica a la hora de ponerla.

El flujo de aire también afecta a la temperatura

Bueno, esto no es novedad, pero según las pruebas que ha realizado Noctua en el caso de los Ryzen 3000 afecta más que en otros procesadores. Los austriacos se dieron cuenta que si cambiaban de orientación los ventiladores, pero no el disipador, sí que había cambios de temperatura. Claro que esto es lógico en todos los casos, puesto que no es lo mismo que al disipador le entre aire fresco a que le entre el aire caliente que expulsa la tarjeta gráfica, por ejemplo. El caso es que parece ser que éste hecho afecta más a los Ryzen 3000 que a otros procesadores.

El caso es que, por lo que parece y ya como conclusión, los Ryzen 3000 son más propensos a sufrir variaciones de temperatura según varíen los muchos factores que pueden afectar a ésta, como la orientación de los ventiladores, el flujo interno de la caja, o la pasta térmica utilizada.