Intel cesa la producción de su CPU híbrida Lakefield, ¿qué ha pasado?

El Intel Lakefield es una de las CPU más extrañas y curiosas que han aparecido en los últimos años en el mundo del PC, ya que reúne varios paradigmas que van a utilizar las futuras CPU de Intel como es el uso de la tecnología de empaquetado Foveros y una configuración de núcleos híbridos o big.LITTLE. ¿La sorpresa? Lakefield llega a su fin de vida.

Un producto llega al fin de su vida no solo cuando el fabricante deja de producirlo, sino cuando dejan de darle soporte. No suele ser habitual que una CPU llegue al estado de fin de vida en poco más de un año. Pero así ha sido con Lakefield, aunque antes de explicar qué ha ocurrido, hagamos un repaso rápido a esta CPU.

¿Qué es Intel Lakefield?

Cuando el año pasado Intel lanzó Lakefield estaba muy claro que se trataba de un procesador muy particular y no el típico procesador que suele lanzar Intel. Fabricado haciendo uso de la tecnología Foveros, esta CPU 3DIC se basa en dos chips conectados verticalmente, por un lado uno de 10 nm para los que son los núcleos de la CPU, la GPU integrada y la interfaz con la memoria. Por otro lado un die de 22 nm donde se encuentran las interfaces de E/S.

Lakefield Foveros

No nos podemos olvidar que Foveros se utilizará en futuros diseños de CPU y GPU de la propia Intel, siendo la implementación de Lakefield una puesta a prueba de la tecnología. Tampoco podemos olvidar el hecho de que se trata de la primera CPU de Intel para PC basada en núcleos híbridos o de diferente potencia. En concreto utiliza un núcleo Sunny Cove combinado con cuatro núcleos Tremont del tipo Intel Atom.

Pese a su configuración, la CPU tuvo polémica asociada, en especial por la forma en la que Windows gestiona los núcleos. Ya que este tipo de configuraciones no son habituales en el PC.

Lakefield llega a su fin de vida

Intel Foveros

Intel a través de una nota ha informado que Lakefield ha llegado a su fin de vida, o más bien le han puesto fecha de caducidad a este procesador de Intel el cual ha de ser más experimental que otra cosa. En dicha nota de prensa Intel afirma que ya desde el pasado 6 de Julio ha empezado el proceso de desmontaje de la producción, la cual se terminará por completo el siguiente 22 de octubre. Las últimas novedades del stock estarán a la venta hasta el 29 de abril de 2022.

La explicación que ha dado Intel para justificar el cese de la producción es que la demanda del mercado al que iba dirigido Lakefield ha virado hacia otros procesadores de la compañía. Tampoco podemos olvidar que Intel va a lanzar Alder Lake, la cual se basará en núcleos híbridos y es posible que Intel lance un equivalente a Lakefield basado en Alder Lake, lo que no justificaría la continuidad de este procesador.

En todo caso Lakefield pese a las tecnologías que incorpora ha sido un fiasco comercial para Intel, dado que fue a parar a ordenadores de más de 2000 euros pero con un rendimiento de un Netbook de 400. Por lo que su existencia se había convertido en un sinsentido.

¡Sé el primero en comentar!