Intel habla de la escasez de chips y los precios de sus CPU, ¿subirán?

Es un tema recurrente y tiene múltiples puntos de vista, pero sin duda nos afecta a todos sin excepción y por ello es interesante abordarlo. Un nuevo episodio se ha dado a conocer y esta vez es de la mano de Intel, la cual de la mano de su director financiero ha revelado como los azules ven toda la situación y lo más importante, cómo va a afectar la crisis a los precios de sus CPU.

No hay tregua, no hay tiempo que perder y sin embargo no hay soluciones ni fáciles ni rápidas. Es el pez que se muerde la cola, un bucle del que costará salir y donde según la propia Intel, lo peor está por venir. ¿Estamos ante la peor crisis de chips de la historia? Hay una respuesta muy clara …

La escasez está a punto de agravarse, el stock caerá y los precios …

Intel Alder Lake-P Portátil

El director financiero de Intel, George Davis, acaba de revelar que el suministro de sustratos y otros materiales es realmente escaso, hasta un punto donde la preocupación es muy alta y según parece, va a llegar a ser extrema.

Davis afirma que Intel no puede satisfacer la demanda del mercado y que están desbordados, estando la situación totalmente fuera del control de la empresa. Hace poco vimos que TSMC está en una situación similar y aunque no se comente nada de forma oficial, Samsung está padeciendo en silencio unas penurias similares.

Sin embargo, la situación no va a mejorar en un periodo de tiempo corto, para ser concretos durante el tercer trimestre del año. Davis afirma tajantemente que la predicción es que dicha escasez de oferta en este periodo de tiempo será particularmente grave, lo cual va a hacer que la industria se enfrente a la peor crisis de chips de la historia y que el stock se resienta, así como los precios, ¿o no?

Intel no subirá los precios de sus productos, incluidas CPU

Intel Core i5-11400

A pesar de que el stock es muy bajo, a pesar de que los materiales son inexistentes casi en su totalidad, Intel de mano de su CEO, Pat Gelsinger, ha confirmado oficialmente que no traspasará el aumento de los costes en dichos materiales por su escasez a sus productos, algo que en según él hemos visto en procesadores desde que comenzó dicha crisis.

Los motivos del CEO de Intel son curiosos: quieren generar confianza y estabilidad para sus socios. Pero como suele pasar, que Intel no suba los precios de sus CPUs y productos varios no significa que esto repercuta en todos los estamentos de la industria, puesto que los fabricantes podrían hacerlo en portátiles o equipos ya montados aprovechando la situación actual.

Es decir, solo en los productos que Intel venda directamente mediante distribuidores autorizados para consumidores finales mantendrán el precio, el resto, como los que pasan por AIB, pueden enfrentar una subida mayor o menor según estos estipulen.

En CPUs todo se mantendrá, pero en portátiles viendo las tendencias entre las NAND Flash y la peor situación de crisis … Nadie nos garantiza que estos escalen bastante.