Intel prepara un Core i9-12900KS, ¿miedo a los nuevos AMD Ryzen?

Intel no solo ha reducido la desventaja que tenía en multithread con AMD con sus nuevos procesadores Core 12, sino que ha conseguido darle una vuelta de tuerca al statu quo imperante de su rival y ha marcado distancia. Pero hay una nueva amenaza en el horizonte con los Zen 3+ o también llamados Zen 3D, por lo que muchos de sus socios ya tienen en sus manos la última arma contra AMD: Core i9-12900KS.

Según se informa, los socios más acérrimos de Intel ya tienen en sus manos la que sería el arma definitiva contra AMD en 2022, una nueva CPU que impulsará todavía más el rendimiento, así que en cierta manera Intel teme a AMD. Este nuevo procesador se basará en el actual i9-12900K donde sus mejoras serán muy cortas, pero lo suficiente como para mantener la corona del rendimiento, por lo menos sobre el papel.

La duda de AMD y el movimiento de Intel

Intel Core 12 montaje render fake

Hay muchas dudas, demasiadas, sobre lo que AMD va a presentar en el CES 2022 y sobre todo el hecho de que NO hay filtraciones de los nuevos Zen 3+ para escritorio. Tenemos los primeros datos sobre una CPU Ryzen 6000U frente a su homólogo de la serie anterior y aunque son básicos, las diferencias marcaban un +4% para estas nuevas CPU.

El problema no será tanto en multihilo como en gaming, al menos según lo que reveló AMD. En multithread la diferencia en lo más alto de la tabla apenas es de un 1% de media, con casos de mayor distancia concretos sí, pero donde uno gana el otro se la devuelve en otro sitio, dando lugar a casi un empate técnico donde Intel gana por la mínima, lo cual es un hito si miramos donde estaba el i9-11900K hace un año.

Por lo tanto, AMD dará un pequeño empujón a este punto para colocarse por encima y otro mucho mayor para mejorar en gaming, donde se espera un 15% de media más, algo que Intel no quiere permitir. De ahí este i9-12900KS, pero ¿qué novedades trae?

Intel Core i9-12900KS

benchmark

Las mejoras son como cabía esperar mínimas en este sentido y en cuanto a número de núcleos o tipo de ellos nada cambia, todo se mantiene. Los cambios vienen introducidos desde la frecuencia en PL1 y PL2, donde lógicamente ha aumentado manteniendo la base en el mismo lugar. Así, este i9-12900K tendrá todos los P-Cores a 5,2 GHz de serie, lo que supone 200 MHz más que la versión K a secas, pero como estamos viendo desde que salió esta frecuencia depende bastante de la carga de trabajo y de la temperatura resultante.

Salvando el TAU de esta CPU y viendo cómo se comporta el i9-12900K original que llega a bajar a 4,8 GHz en momentos puntuales, es más que probable que lo que tengamos sea una frecuencia sobre los 5 GHz sostenida. Hay que tener en cuenta que este efecto se puede conseguir con settings en BIOS como All Sync Cores de ASUS y otras marcas, salvo que seguramente el voltaje resultante final no será el mismo porque Intel habrá dejado los mejores chips para este i9-12900KS.

A fin de cuentas y como vimos en los anteriores KS, serán chips bineados de serie, por lo que tendremos lo mejor que pondrá Intel en el mercado contra AMD.

Fuente > VideoCardz

¡Sé el primero en comentar!