Intel pelea duro contra AMD: la mitad de núcleos, mismo rendimiento

Intel pelea duro contra AMD: la mitad de núcleos, mismo rendimiento

Javier López

Si ayer se filtró el rendimiento de la nueva iGPU Xe Gen 12 de Intel contra la última apuesta de AMD mediante sus APU y gráfica Vega 8, hoy tenemos el escenario contrario. Como si fuese una obra por fascículos, de nuevo 3DMark ha filtrado el rendimiento de la nueva CPU Gen 11 i7-1165G7 de Intel frente a las dos APU más potentes en el mercado de AMD: Ryzen 7 4800U y Ryzen 7 4800HS, donde los resultados van a dejar a más de uno sorprendido.

De Tiger Lake hemos hablado bastante durante los últimos meses y sobre todo semanas. Parece que la fecha clave está acercándose y con ello el número de filtraciones aumenta. Como suele ocurrir, unas y otras no pueden ser por norma comparadas, puesto que representan escenarios distintos, pero sí que podemos hablar sobre los datos que representan dentro de una misma comparativa.

Lo curioso de lo que vamos a ver y tomándolo siempre con precaución (importante) es que esta misma comparativa fue vista hace dos semanas y los datos eran bastante inferiores para el i7-1165G7, por lo que en aquel momento se le acachó a una serie de problemas en los estados P.

¿Puede Intel realmente dar la sorpresa en el mercado portátil y dejar muy atrás a AMD?

Tiger Lake

Tan difícil de creer que hemos estado dudando de su veracidad como tal hasta el último segundo, pero tras comprobar que el leaker era APISAK, hemos decidido dar estos datos por buenos y por qué no, soñar con un aumento del IPC sobresaliente por parte de Intel.

Tras años con pequeños saltos en este apartado, parece que Tiger Lake con Willow Cove como arquitectura de núcleo protagonista va a ser realmente definitoria en el sector, lo que sumado a su nodo de 10 nm+ podría dar la sorpresa.

Entrando en materia, hablamos del ya conocido Intel Core i7-1165G7, una CPU de cuatro núcleos con ocho hilos que correrá a una frecuencia base de 2,8 GHz y que se verá impulsada mediante su Boost 2.0 hasta los 4,7 GHz nada menos. El benchmark 3DMark Night Raid vuelve a mostrar las diferencias, donde en contra de lo visto ayer, las puntuaciones de CPU son mucho más altas y las de GPU todo lo contrario.

Casi el mismo rendimiento con la mitad de núcleos

Tiger-Lake-U-3DMark

El benchmark refleja una puntuación en CPU de 9201 puntos para el i7-1165G7, lo cual es un salto de rendimiento frente a Ice Lake-U realmente sorprendente. Sobre todo, si ponemos a su lado y a modo comparativo a dos totems como el Ryzen 7 4800U y Ryzen 7 4800HS.

El primero de los AMD logra 10299 puntos, mientras que el segundo siendo mucho más rápido logra 12150 puntos. Hasta aquí todo normal podíamos pensar, el problema es que el Tiger Lake logra la puntuación con 4 núcleos y 8 hilos, mientras que los dos AMD lo hacen con 8 núcleos y 16 hilos, justamente el doble.

Las diferencias porcentuales arrojan un 11,93% a favor del 4800U y un 32,05% frente al 4800HS, siendo el primero competidor directo por TDP (15W), mientras que el segundo es la versión de alto rendimiento y gaming que puede arrojar hasta 45W.

Si los datos son ciertos y tras los rumores de un posible procesador de 6 núcleos para la gama U con esta arquitectura, estaríamos hablando de una diferencia de rendimiento más que acusada con un menor número de hilos totales, es decir, AMD tendría un serio problema en el sector portátil, puesto que no tiene nada disponible hasta dentro de al menos 6 u 8 meses con Zen 3.

¿Real, fake, posible o imposible? No queda mucho para averiguarlo, pero si los números no mienten, Intel viene muy fuerte en 10 nm y Rocket Lake-S para escritorio/gaming sí que podría representar un problema para Zen 3.