La gente se cansa del precio de las CPU: desaceleración en Intel y AMD

Los años 2019, 2020 y 2021 han sido de auténtica locura en el mercado. Antes de la pandemia ya teníamos un ascenso progresivo y lento de productos como los procesadores, muy demandados sobre todo por Zen 2 y luego en 2020 ya con Zen 3 en la mesa la cosa mejoró mucho e impulsó las ventas. Pero eso se acabó, un nuevo informe indica que estamos en un proceso de desaceleración en las CPU de Intel y AMD.

No es normal crecer al ritmo que está creciendo la industria de los semiconductores y no hay que ser muy inteligente para entender que todo lo que sube rápido termina bajando. Récord tras récord tras récord es lo que se ha vivido en el mundo de los procesadores y ahora llega el frío invierno para Intel y AMD, ¿cuándo ocurrirá y en que gravedad?

Desaceleración de los usuarios, Intel y AMD venderán menos CPU

CPU-Memorias-RAM-portada

Aunque el mercado de los procesadores no es solo de Intel y AMD, ya que hay muchos fabricantes y de renombre, el sector los une en un solo punto dentro de lo que considera CPU o SoC y ofrece datos concretos. Desde IC Insights tenemos el primer análisis de lo que será una caída bastante acelerada del mercado, donde ahora mismo las ventas mundiales están en positivo.

El año pasado se consiguió otra cifra muy positiva, no récord como tal, pero casi, ya que las ventas crecieron un increíble 14% para alcanzar (ahora sí) un récord de 102.900 millones de dólares. El récord de ventas como tal fue en 2020 con un 16%, así que las expectativas para este 2022 son realmente grandes desde este punto de vista, ya que la cadena de suministro mejora y las FAB están cuadrando poco a poco oferta y demanda, pero… ¿Y si esto no reflejase la realidad?

Pues según se informa puede ser, y hay ciertos matices realmente que habría que tratar. En primer lugar se afirma que el crecimiento de las ventas de los microprocesadores con Intel y AMD a la cabeza se reducirá al 7%, es decir, bajará un 50% frente al año pasado, pero al mismo tiempo las ventas alcanzarán otro récord de 110.400 millones de dólares gracias a un aumento de los envíos del 6% (2.600 millones de unidades).

Datos personalizados en PC

Portada-i5-12600K-CPU-Z

Si buceamos en estos datos veremos que en lo que se refiere al PC en concreto lo ofrecido es todavía peor. Las CPU de Intel y AMD han vendido un 4% menos en 2021 tras un 2020 donde subieron un 14% por la pandemia, lo cual era esperable dado que ya se colmó la demanda.

Dejando la demanda a un lado porque en pandemia todo cambió con el teletrabajo, la realidad es que el aumento de los precios en general de las CPU de escritorio está haciendo que cada vez más usuarios no opten por renovar sus PC. Al mismo tiempo y en plena desaceleración de las CPU de Intel y AMD hay otro dato curioso y es que pese a ello las ventas deberían aumentar este año empujadas por las gamas más bajas donde se dejarán los procesadores de alto rendimiento a un lado por su mayor precio.

Aquí hay un poco de controversia, porque las ganancias se estiman entre un 0 y un 4% para 2022 impulsadas por Zen 4 y Raptor Lake, pero no se especifica cuánto de importancia tienen en la estadística, porque si los precios son altos entonces es posible que volvamos a ver datos como los del año pasado, es decir, una desaceleración de las CPU Intel y AMD que también se ven arrastrados por los altos precios de la DDR5 y las placas base.