NVIDIA tiene que ceder con ARM: lo que nadie te cuenta sobre su compra

La compra de ARM por parte de NVIDIA se ha convertido en uno de los temas más polémicos a analizar de cara al futuro del hardware. Es por ello que hacemos un análisis sobre las motivaciones de la empresa con el logo del ojo y hacemos un pequeño repaso a la situación actual.

El problema es que ARM es una patata caliente que pese a que puede ser comprada por cualquiera con capital suficiente supone un cambio lo suficientemente grande en el ecosistema que enciende las alarmas de cualquier organismo de regulación independientemente de quien sea el comprador.

Lo que está ocurriendo hubiese ocurrido igualmente si alguna de las otras empresas del sector se hubiese atrevido a comprar a la empresa a día de hoy propiedad de SoftBank, la cual está totalmente infravalorada respecto a su valor y capacidad. Se puede decir que tienen un potencial enorme, pero al mismo tiempo que la mayor empresa de hardware de Europa no caiga depende de que NVIDIA la salve de su propia incapacidad.

NVIDIA realmente no necesita a ARM

NVIDIA-ARM

Dicha afirmación puede resultar chocante desde el momento en que ha sido la empresa dirigida por Jensen Huang que ha puesto más de 40.000 millones de dólares sobre la mesa para comprar a la empresa británica, pero la realidad es que si miramos la potencial evolución de ambas a tiempo futuro veremos que precisamente ARM no sale muy bien parada.

Pero, ¿para qué quiere NVIDIA comprar a ARM si realmente no la necesita? Lo que buscan es tener los recursos humanos en tecnología y procesos así como sus habilidades en desarrollo. En el fondo estamos hablando de una ganga, una empresa que tiene el potencial el diseño de una AMD o una Intel, pero con una capitalización y valor mucho más bajos. Un caramelo dulce y tentador que complementa las capacidades de la empresa de Jensen Huang.

Si miramos a Intel y AMD estas ya tienen esos recursos y procesos desarrollados hace años desde el momento en que son diseñadores de CPU hace décadas. En el caso de Intel, por ejemplo, han decidido desarrollar su división de GPU a través de contratar expertos en el sector y crear una división nueva que le ha llevado muchos años de tiempo e inversión. NVIDIA en cambio quiere pisar el acelerador y la mejor manera es comprar a ARM.

La situación de ARM a futuro es delicada

NVIDIA GRACE

En la actualidad ARM está mucho peor de lo que la gente se cree, ya que con el paso del tiempo Advanced RISC Machines ha perdido competitividad a la hora de crear nuevos procesadores de manera interna, es como si de repente Intel fuese incapaz de hacer núcleos competitivos y viviese de una regalía a terceros que le permitiese subsistir.

Por lo que Softbank, con tal de evitar un colapso de la empresa en el futuro, ha de buscar una solución a su falta de competitividad. El motivo es que sus licenciatarios ya no son solo sus clientes sino también su competencia y les están robando cuota de mercado. Por lo que si ARM no llega al nivel exigido en este competitivo mercado poco a poco irá perdiendo clientes importantes y el incentivo de crear nuevos núcleos.

A esto hemos de sumarle que el freno en la compra de ARM por parte de NVIDIA está afectando a muchos de sus futuros proyectos como empresa independiente. Lo más seguro es que los futuros núcleos Neoverse se vean cancelados a favor del NVIDIA Grace que lleva tiempo en desarrollo y todo por el hecho de que no van a mantener dos proyectos iguales para un mismo mercado.

Mientras tanto, NVIDIA busca convencer a los reguladores en Europa

NVIDIA ARM reguladores

En cuanto a la situación actual, podemos decir que el culebrón de la compra de ARM por parte de NVIDIA continua. Como ya sabemos todos, el impacto sobre la industria es tan grande que los organismos regulatorios se han puesto en contra del acuerdo, retrasando tanto la firma del mismo y afectando a los futuros proyectos de ambas empresas.

En el caso de la comisión europea parece ser que estos empezarán una investigación de cuatro meses de duración para decidir si van a dar el visto bueno a la compra y la operación después de estar tiempo bloqueada. Y es que por parte de NVIDIA estarían buscando forma de convencer a los algoritmos de regulación. Se comenta que por ejemplo en el caso de Reino Unido piensan invertir 100 millones de dólares en el superordenador más potente de dicho país, pero no se ha hablado que tratos hay entre la empresa de Jensen Huang y los reguladores de la unión.

ARM Softbank

Se trata por tanto de una situación atípica, ya que no sabemos si estos tratos son una petición por parte de los diferentes organismos o en su defecto se trata de que el mayor fabricante de GPU del mundo procura ganarse las simpatías de los mismos con tal de finalizar la compra. En todo caso no deja de ser un desgaste continuo para ARM, mientras que NVIDIA tiene todo el tiempo del mundo, aunque por otro lado, la fecha de compra tiene un límite y este se acerca.

1 Comentario