AMD recula, Zen 3 llegará a más placas base, pero con limitaciones

AMD recula, Zen 3 llegará a más placas base, pero con limitaciones

Javier López

Ha sido sin duda muy criticado por los usuarios, hasta tal punto que una compañía como AMD ha tenido que recular ante las críticas. Hablamos por supuesto del soporte de Zen 3 por parte de los de Lisa Su, donde ya informamos sobre los detalles y los chipsets compatibles, pero tras unos días de reflexión, los rojos han dado una nueva solución al problema que lógicamente va a generar un nuevo debate: la mala planificación.

Fue en la presentación del Ryzen 3 3100 y Ryzen 3 3300X donde el equipo rojo desveló dicho soporte, donde como ya vimos solo tendrían cabida en Zen 3 tres chipsets: el futuro X670, X570 y B550. Todos los demás quedaban fuera y con ello una cantidad ingente de placas base. Es decir, se daba un soporte completo mínimo y solo para aquellos que habían pasado por el aro de la caja una vez más.

Ayer AMD rectificaba y hoy ha presentado todos los motivos de dicha decisión, lo cual y como veremos, como mínimo, no va a dejar indiferente a nadie.

AMD cumplirá parcialmente lo que dijo en 2016 y AM4 tendrá soporte limitado

AMD-Ryzen-3000-series

El motivo de la crispación no es otro que las propias declaraciones de la compañía allá por 2016 y su promesa de que hasta 2020 todos sus procesadores serían compatibles bajo el socket AM4 de forma indistinta a la placa base y chipset.

Esto no solo no se ha cumplido como tal, sino que no se cumplirá al 100% incluso después de la rectificación de ayer noche. Los motivos son varios, pero todo se resume a la discrepancia entre lo dicho hace cuatro años y lo ofrecido ahora. El problema como ya explicamos en su momento radica en los primeros procesadores Ryzen AM4, donde debido a su diseño solo pueden abordar los primeros 16 MB de un chip de BIOS, lo que hace que aunque el fabricante de placas base incluya un chip de mayor tamaño, la CPU solo lo vea como una partición a partir de dicha cantidad, o directamente como dos chips independientes, algo que complica el soporte y expone la seguridad a flor de piel.

Por lo tanto, AMD tiene que arrastrar un mal diseño en este apartado e intentar convivir con ello hasta que AM4 muera este año con Zen 3 como última arquitectura con soporte, lo cual va a perjudicar a modelos más nuevos y al apoyo de esta con los chipsets más modernos.

Hay actualmente 86 procesadores para la plataforma AM4, si tenemos en cuenta la cantidad de espacio disponible donde la interfaz gráfica y el mayor número de opciones de una UEFI ocupan buena parte de los 16 MB de rigor, no es de extrañar lo que AMD ha argumentado en el día de hoy.

Zen 3 dará soporte a los chipsets X470 y B450, la serie 300 queda fuera

Soporte de CPU Zen 3 placas base

El comunicado de AMD reza así:

‘Hemos escuchado a nuestra audiencia y entendemos las preocupaciones. Vamos a encontrar una forma de admitir Zen 3 en nuestros conjuntos de chips de la serie 400 desde ahora hasta el lanzamiento; todavía estamos trabajando en qué y cómo, pero lo actualizaremos más cerca del lanzamiento de Zen 3.

A medida que avanzamos en nuestra próxima arquitectura «Zen 3», hay desafíos técnicos considerables que enfrentan un zócalo de CPU tan longevo como el AMD Socket AM4. Por ejemplo, recientemente anunciamos que no admitiríamos «Zen 3» en las placas base AMD 400 Series debido a serias limitaciones en las capacidades de ROM SPI en la mayoría de las placas base AMD 400 Series. Esta no es la primera vez que se presenta un obstáculo técnico con el Socket AM4 dada la longevidad de este zócalo y también es la primera vez que nuestros entusiastas se enfrentan a tal problema.

Durante la semana pasada, revisamos de cerca sus comentarios sobre esas noticias: vimos cada vídeo, leímos cada comentario y vimos cada Tweet. Escuchamos que muchos de ustedes esperaban una ruta de actualización más larga. Escuchamos su esperanza de que los chipsets AMD B450 y X470 los lleven a la era «Zen 3».

Nuestra experiencia ha sido que las actualizaciones de BIOS a gran escala pueden ser difíciles y confusas, especialmente cuando los procesadores entran y salen de las listas de soporte. A medida que la comunidad de clientes del Socket AM4 ha crecido en los últimos tres años, nuestra intención era tomar un camino hacia adelante que ofrezca la experiencia de actualización más segura para el mayor número de usuarios. Sin embargo, los escuchamos fuerte y claro cuando nos dicen que les gustaría ver las placas base B450 o X470 extendidas a los productos «Zen 3» de próxima generación.

A medida que el equipo comparó sus comentarios con los desafíos técnicos que enfrentamos, decidimos cambiar de rumbo. Como resultado, habilitaremos una ruta de actualización para los clientes B450 y X470 que agrega soporte para los procesadores AMD Ryzen de última generación con la arquitectura «Zen 3». Esta decisión es muy reciente, pero aquí hay un primer vistazo a cómo se espera que la ruta de actualización funcione para los clientes de estas placas base.

  1. Desarrollaremos y habilitaremos a nuestros socios de placas base con el código para admitir procesadores basados ​​en «Zen 3» en BIOS beta seleccionadas para placas base AMD B450 y X470.
  2. Estas actualizaciones de BIOS opcionales deshabilitarán la compatibilidad con muchos modelos de procesadores de escritorio AMD Ryzen existentes para hacer que el espacio ROM necesario esté disponible.
  3. Los BIOS beta seleccionados permitirán una ruta de actualización unidireccional para los procesadores AMD Ryzen con «Zen 3», que llegará más adelante este año. No se admitirá volver a una versión anterior de BIOS.
  4. Para reducir la posibilidad de confusión, nuestra intención es ofrecer la descarga de BIOS solo a clientes verificados de placas base de la Serie 400 que hayan comprado un nuevo procesador de escritorio con «Zen 3» en su interior. Esto nos ayudará a garantizar que los clientes tengan a mano un procesador de arranque después de la actualización del BIOS, minimizando el riesgo de que un usuario quede atrapado en una situación sin arranque y sin posibilidad de trabajar con el sistema.
  5. El tiempo y la disponibilidad de las actualizaciones del BIOS variarán y pueden no coincidir inmediatamente con la disponibilidad de los primeros procesadores basados ​​en «Zen 3».
  6. Esta es la vía final que AMD puede habilitar para las placas base de la Serie 400 para agregar nuevo soporte de CPU. Las versiones de CPU más allá de «Zen 3» requerirán una placa base más nueva.
  7. AMD continúa recomendando que los clientes elijan una placa base AMD 500 Series para obtener el mejor rendimiento y características con nuestras nuevas CPU.

Nuevas opciones de UEFI disponibles y varias estrategias a seguir

amd-chipset-support-zen-3-(1)

Con la limitación de los 16 MB de la que hemos hablado, se abren varios escenarios posibles si AMD quiere seguir con este sistema de soporte: BIOS bifurcadas, soporte muy limitado de procesadores o eliminación de prestaciones de la placa base.

El espacio es el que es y ahora todos los fabricantes tendrán que ver el camino que siguen con cada modelo de placa base. Si optan por la primera opción, la seguridad está en compromiso de un supuesto ataque y será interesante ver cómo AMD solventa esto, donde, en cualquier caso, tendríamos un soporte Ryzen 3000 y anteriores y una segunda partición con Ryzen 3000 y Ryzen 4000, o quizás solo estos últimos.

De igual manera, esta es la opción menos probable, pero la segunda sí que puede tener mucho que decir y es la que creemos que se usará a raíz de las palabras de la propia compañía. Un soporte limitado a menos procesadores para todo aquel que quiera actualizar, a sabiendas que no podrá instalar procesadores «antiguos» y que no hay vuelta atrás en la versión de UEFI.

Aquellos fabricantes con tamaños y capacidades de chips menores puede que opten por quitar la interfaz gráfica de las UEFI, quitar prestaciones que sean superfluas para la gran mayoría de usuarios y con ello ahorrar espacio para que el usuario tenga el mayor soporte disponible de inicio. Esto ya ha pasado y lógicamente tuvo sus críticos, pero como decimos, el espacio es el que hay, ahora depende de cada fabricante el camino a seguir.

Igualmente y aunque quedan 6 meses por delante, esperemos que esto no sea la repetición de lo visto con Zen 2, donde la cantidad de problemas sufridos fue demasiado alta para una empresa como AMD y donde las versiones de AGESA iban contra reloj para intentar calmar a la gran cantidad de usuarios con errores varios.