AMD desvela las mejoras clave de los Threadripper 3000, ¿por qué son tan rápidos?

Tras lanzar oficialmente en las tiendas sus nuevos Threadripper 3000, AMD ha explicado los puntos clave donde esta nueva serie es realmente mejor que sus predecesores y sobre todo, por qué consiguen rendir más que estos a mismos núcleos e hilos. Aunque algunas de estas mejoras ya las hemos ido abordando en otros artículos, es interesante conocer de primera mano los puntos determinantes que diferencian Threadripper de Ryzen y entre sus series, ¿por qué son tan rápidos?

No hay magia aquí, pero si hay mucho trabajo de I+D para lograr lo que AMD ha logrado con Zen 2, y es que entre Threadripper 2000 y Threadripper 3000 hay un cambio bastante drástico en el modo de comprender y ejecutar una arquitectura.

A diferencia de Zen y Zen + en los Ryzen de la gama mainstream, los HEDT bajo dichas arquitecturas tenían un problema bastante grave que ahora con Zen 2 ha sido solucionado completamente.

Threadripper 2000 ha sido un quebradero de cabeza para AMD

AMD-3rd-Gen-Ryzen-Threadripper-CPUs_1

Lo cierto es que Threadripper ha adquirido por un lado alabanzas en cuanto a su ratio precio/rendimiento, pero por otro ha obtenido bastantes críticas debido al planteamiento que AMD realizó con dicha plataforma. Su problema principal como todos sabemos es el hecho de no poder acceder de manera completa en la primera y segunda generación desde los chiplets hasta la memoria RAM del sistema.

En los procesadores con dos chiplets habilitados esto era menos acuciante, pero la realidad es que, de los dos habilitados, cada uno podía acceder a solo dos módulos de RAM, por lo que si era necesario obtener más memoria, tenían que pasar por su chiplet hermano para acceder a los dos módulos restantes del Quad Channel.

En los procesadores con los cuatro Chiplets habilitados el principio del problema era el mismo, pero al tener más chiplets disponibles el problema se agudizaba todavía más, ya que dos de ellos quedaban sin acceso directo a RAM y siempre tenían que pasar por sus hermanos para poder trabajar con la RAM del sistema.

Si estos chiplets sin acceso tenían que intercambiar información, entonces el problema se complicaba aún más.

La nueva topología de Zen 2 soluciona el problema para estos Threadripper 3000

La incorporación del I/O Die ha sido la gran solución de AMD ante este problema para su plataforma HEDT, donde las mejoras también las comparte la gama mainstream. Ahora cada chiplet y CCD tienen el mismo acceso a la RAM del sistema, en el mismo tiempo y de la misma forma, algo que AMD llama BIG Ryzen.

Además de obtener un menor tiempo de ejecución y por lo tanto reducir la latencia general del sistema, la optimización de las tareas es mucho mejor, lo que repercute en la eficiencia de cada Chiplet. Además, el acceso al bus PCIe es igual para todos los CCD, por lo que las cargas de trabajo en gaming también se ven potenciadas con esta nueva plataforma, todo mediante Infinity Fabric.

AMD-Ryzen-Threadripper-3rd-Gen-3970X-3960X_3

Se acabaron los problemas de acceso, HUMA, NUMA, las altas latencias internas y en definitiva, la poca optimización que presentaba la plataforma HEDT. Esta nueva topología, según AMD, reduce en más de un 27% la energía que se gasta en IFOP (Infinity Fabric On-Package) y mejora por dos el uso de CPPC2 (Collaborative Power and Performance Control 2) en cuanto a velocidad en el CCD4 mediante la rotación de los núcleos.

Por lo tanto, no es de extrañar el salto de rendimiento que hemos visto a mismos núcleos entre ambas generaciones de Threadripper. Estos puntos clave explicados por AMD dejan en evidencia que las mejoras en la arquitectura son mucho más importantes en HEDT que en mainstream, por lo tanto, el coste por vatio y eficiencia es actualmente mayor que en la gama Ryzen.