¿Vas a comprar un portátil Dell XPS? Piénsalo dos veces porque…

No cabe duda de que en el ámbito de los PC y portátiles OEM, Dell es una de las marcas más conocidas del panorama del hardware. Dentro de su gama de equipos, el fabricante destaca los portátiles Dell XPS como la mejor opción, especialmente para profesionales pero, ¿realmente merecen la pena por el sobreprecio que tienen con respecto a la competencia? ¿Son tan buenos como nos los pintan? Vamos a comprobarlo a continuación.

Como muchas veces hemos explicado en esta web, la elección de un producto destinado al ámbito profesional no es algo baladí; más bien al contrario, es una elección que hay que estudiar muy bien previamente para garantizar que el producto cumplirá con lo que necesitas y, por supuesto, que la inversión merezca la pena. Por lo tanto, cuando vas a comprar un portátil para trabajar (o para ocio, que lo uno no quita lo otro) es importante no dejarte llevar por el marketing o el aspecto externo y asegurarte muy bien de que lo que vas a comprar es lo que realmente necesitas.

A este respecto, como hemos mencionado antes el fabricante Dell dice que sus portátiles XPS son la mejor elección que puedes hacer pero, ¿hasta qué punto es esto verdad?

Dell XPS: potencia insuficiente a precio de oro

Dell XPS Portátil

Vivimos en una época en la que los fabricantes de ordenadores portátiles como Dell parece que se han obsesionado con la palabra «portabilidad», y en aras de crear productos pequeños, ligeros y con buena autonomía de batería parece que se han olvidado de un aspecto fundamental: el rendimiento.

Pongamos por ejemplo uno de los productos estrella de esta marca, el nuevo modelo de portátil Dell XPS 13. La configuración más básica y económica de este modelo porta un procesador Intel Core i7-1195G7 de 11ª Generación, una CPU de 4 núcleos y 8 hilos de proceso «hasta 5 GHz», pero cuya velocidad base es de 2,9 GHz y, teniendo en cuenta que el diseño delgado de los portátiles Dell XPS 13 no permite soluciones avanzadas de refrigeración, difícilmente funcionará a 5 GHz. Este procesador puede estar bien para una utilización normal del equipo, pero si nos vamos al ámbito profesional desde luego no dará la talla.

Siguiendo con este modelo de portátil, integra gráficos Intel Iris Xe que, si bien son suficientes para una utilización «normal» del portátil, son del todo insuficientes para tareas un poco más avanzadas y que vayan más allá de reproducir vídeos o navegar por Internet. El procesador con gráfica integrada va acompañado de 16 GB de RAM LPDDR4X en su configuración básica, y a este respecto no vamos a ponerle pegas porque sí nos parece suficiente, así como el SSD NVMe de 512 GB (la capacidad sí puede resultar insuficiente para muchos, pero dan la opción de incorporar un modelo de hasta 2 TB).

Dell XPS 13

Estos Dell XPS 13 incorporan una pantalla de 13,4 pulgadas con resolución… Full HD+ (1920 x 1200), una resolución que no solo no es estándar sino que es nuevamente insuficiente para una utilización profesional en pleno 2022. Claro que, dentro de lo que cabe, es entendible puesto que con la gráfica integrada tampoco es que el equipo vaya a ir «sobrado» con una pantalla 4K, ¿verdad? Bueno, pues Dell sí que ofrece la posibilidad de integrar una pantalla Ultra HD+ (3840 x 2400 píxeles) con un sobrecoste de 130 Euros, pero como comprenderéis si se mantiene la iGPU hay bastantes papeletas de que el equipo «se arrastre» como pretendas hacer algo más allá que navegar por Internet.

Finalmente, hemos de hablar de la conectividad, que de nuevo en aras de proporcionar un diseño fino y ligero, es del todo insuficiente: el equipo tiene dos puertos Thunderbolt 4 (USB-C), una salida minijack para auriculares, y una ranura para tarjetas microSD, ni más ni menos. Dicho de otra manera, como pretendas conectar algo al equipo más allá de su propio alimentador de corriente, tendrás que gastarte un dineral en un multiplicador de puertos Thunderbolt 4.

Para terminar, hablemos de dinero: estamos ante un equipo de 13,4 pulgadas con resolución Full HD, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD y una CPU de 4 núcleos con gráficos integrados. En cualquier otro fabricante este equipo no costaría más de 800 Euros, pero como estamos ante un Dell XPS 13 su precio es de… ¡1.628,99 Euros! Y eso el modelo básico.

Dell XPS 17

Por supuesto, en esta ocasión os hemos puesto un ejemplo individual con el XPS 13, pero lo mismo se hace extensivo a toda la familia de productos. Por ejemplo, si quieres un Dell XPS 17 con pantalla de 17 pulgadas UHD+, un Core i7-11800H, 16 GB de RAM DDR4, SSD NVMe de 1 TB y una RTX 3060 (un equipo con unas características bastante más aptas para un ámbito profesional aunque en términos de conectividad también deja que desear) también puedes comprarlo, en este caso por un precio de 2.649,99 Euros. El problema aquí es que si compras un equipo similar en otro fabricante te costaría 1.500 Euros (por ejemplo, en la gama Legion de Lenovo), así que la diferencia es más que evidente.

¿Merece la pena «invertir» en un portátil de Dell?

Dell XPS perdiendo dinero

Tal y como hemos explicado a lo largo de este artículo, si estabas planteándote el comprar un portátil Dell XPS quizás quieras pensártelo un poco mejor, ya que como hemos demostrado, son en realidad equipos que podríamos decir que son «pura fachada», con diseños modernos, delgados y ligeros pero que luego son más bien normalitos bajo el capó, y encima caros.

Si pretendes adquirir un portátil «bueno», te recomendamos mirar las muchas alternativas que tienes en el mercado: puede que no sean tan atractivos estéticamente (o si, porque al final eso depende de gustos), pero desde luego lo que está claro es que puedes tener el mismo hardware por bastante menos dinero en otros fabricantes. Por lo tanto, y respondiendo a la pregunta del título, no, no merece la pena comprar un portátil Dell XPS a día de hoy cuando tienes otras alternativas mejores y más baratas en el mercado.

2 Comentarios