Las placas base intel baratas… Se retrasan y ¡serán más caras!

Las placas base intel baratas… Se retrasan y ¡serán más caras!

Javier López

El aumento de precio de las placas base de gama alta, media y baja del chipset Z690 está suponiendo una barrera bastante alta que la mayoría de usuarios no quiere sobrepasar. Modelos hay más de 100, pero baratas… Prácticamente ninguna. Por eso los usuarios esperan a los chipsets H670, B660 y H610 como agua de mayo para lanzarse junto con DDR4 y las nuevas CPU a montarse un PC, pero… Uno de los tres se retrasa y ¡todas serán más caras!

Se acerca el CES 2022 y todos le tenemos muchas ganas. Las empresas lo esperan con impaciencia para lanzar sus respectivos golpes y como era de esperar las filtraciones están calentando el ambiente. Si la filtra serie H y P de procesadores para portátiles va a ser un salto de rendimiento sin precedentes en este sector, en escritorio se está mirando más hacia el precio que al rendimiento, ya que Intel ha superado a AMD de nuevo, pero sus productos no son accesibles.

Intel Chipset B660 y H610, los grandes esperados

Intel-z690-b660-h670-h610

El gigante azul quiere completar toda la gama de chipset para sus ya famosos Alder Lake, así que ante las críticas feroces de la inaccesibilidad de sus plataformas, tras la controversia con la DDR5 y su stock, así como sus precios generales, se quiere echar agua encima del fuego para apagarlo en base a dos nuevos chipsets donde están todas las esperanzas.

¿Cuándo llegarán? Tras el anuncio del 4 de enero en el CES, concretamente el 5 de enero en la madrugada, donde en nuestro país sería sobre medio día. Hasta el punto de que Intel ya habría entregado con más de dos meses de antelación a esta fecha los chipsets, donde los fabricantes ya tienen listas las placas base y en estos momentos están viajando hacia los mayoristas o directamente a las tiendas para estar en dicha fecha del día 5.

Pocos modelos y unidades, más caros y con retrasos

Intel chipset 600

Adelantar los envíos es contradictorio si hablamos de retrasos, pero es que no nos estamos refiriendo a los B660 y H610, sino al H670. Los dos primeros llegarán a tiempo pero el último y menos atractivo para casi todos será pospuesto tras el año nuevo chino y sus fiestas, así que seguramente lo veamos para mitad de febrero con suerte.

¿Por qué? Porque desde que B660 acepta overclock en RAM su hermano superior es menos atractivo para todos, ya que el overclock en Alder Lake es ínfimo y por lo tanto no es útil. Este chipset tiene unas características medias que lo sitúan en un escenario incierto y aunque había rumores de cancelación, simplemente se ha pospuesto por ahora.

Lo que tendrán estos tres nuevos chipsets en común es algo que ya hemos visto: un precio más alto en las placas base que lo integren, por lo que de nuevo la serie 500 será la última que veamos con precios acordes a lo esperado. ¿Más baratos que Z690? Claro, pero quizás no tanto como se esperaba en un principio, lo cual podría quitarle todo o al menos parte del atractivo de estas placas base.