Tu NVIDIA o AMD no se salva: siguen las muertes de GPU en New World

Si hay algo de lo que se está hablando últimamente en el mundo del gaming y las GPU es de New World, y no precisamente para bien. El título, tan ambicioso como problemático, está dando más de un disgusto a los propietarios de nuevas GPU y aunque la compañía ha salido a la palestra culpando a los fabricantes, nuevas investigaciones están arrojando todavía más luz, ¿es seguro jugar a este juego con una GPU RX 6000 o RTX 30?

La investigación sigue su curso y pese a que la empresa como tal ha cerrado página, algunos fabricantes se han pronunciado y todo parece enterrado, la realidad es que las tarjetas gráficas siguen fallando y muriendo en la gran mayoría de casos. Está golpeando más a NVIDIA que a AMD, es cierto, pero también es verdad que las ventas de la primera son muy superiores, así que la balanza podría estar más o menos equilibrada y afectar de forma similar a ambas compañías, pero, ¿qué novedades hay sobre esto?

La investigación se vuelca en NVIDIA, problemas en las fases de alimentación

Ha tenido que ser un usuario en YouTube el que vuelva a poner blanco sobre negro en este tema. Gracias a una tarjeta gráfica de otro usuario que murió en New World y la cual facilitó a este primer usuario para su diagnóstico, es como ahora sabemos qué estaba fallando.

Aunque el juego ha tenido parches y correcciones para prevenir los problemas, estos no han dejado de sucederse y todas las miradas han ido hacia los fabricantes de GPUs, pero ¿pueden todos equivocarse al mismo tiempo?

Pues parece que no, porque la tarjeta analizada es una GIGABYTE RTX 3090 VISION OC y tras pasar por un multímetro se aprecia perfectamente cómo un fusible de conexión de 12 voltios ha saltado, haciendo que las resistencias y fases acordes fallasen.

¿Tienen solución las GPU afectadas por New World?

Según se especifica basta con quitar el fusible quemado y la fase de potencia que estaba en mal estado debido a este y la tarjeta vuelve a funcionar, pero esto no soluciona nada sino que deja más coja a la tarjeta y con más riesgo de fallo.

Windows reconocerá la tarjeta, podremos incluso jugar a algún juego poco exigente, pero a la hora de darle carga muy alta estaremos forzando las fases anexas a esta, lo cual es un gran problema en una RTX 3090 por su consumo y amperaje.

Esto también se produce en el resto de modelo, aunque en menor medida pese a que los componentes también son en menor número. El problema es que, de momento, nadie sabe explicar por qué fallan las tarjetas, en el caso de EVGA parece detectado (en teoría), pero ¿cómo es posible que un juego rompa una GPU si tiene que pasar por la API y el driver primero? ¿Acaso tiene un comportamiento erróneo o errático que no pueden frenar ninguna de las dos mencionadas?

¿Cómo es posible que un juego termine rompiendo hardware cuando no lo consigue un test de estrés extremo ejecutado durante horas? Parece que tendremos que esperar todavía más para conocer la respuesta, pero de alguna manera da la impresión de que vivimos otra controversia como la de los POSCAP vs MLCC en su momento.

¡Sé el primero en comentar!