¿Tu gráfica te da problemas? Comprueba si está estropeada y cómo solucionarlo

Si tu gráfica te está dando problemas y piensas que puede haberse estropeado, te damos unos pasos a seguir para poder comprobarlo y, en el caso de que se pueda, cómo solucionarlo. Puede que tu gráfica no esté rota la fin y al cabo y los problemas tengan solución.

Desde videojuegos a trabajo 3D profesional, la GPU es una pieza esencial en cualquier PC moderno, sea esta del tipo integrado en el procesador, formando una APU o como tarjeta gráfica dedicada. Desafortunadamente, los problemas ocurren y las cosas se rompen, así que si tu gráfica está dándote problemas y crees que está rota, te damos unos pasos a seguir para tratar de identificar qué está causando los problemas y cómo solucionarlos.

 

Síntomas de que la gráfica está rota

Es importante saber antes de nada si la gráfica está rota a nivel de hardware, es decir, de sus componentes físicos, o a nivel de software. Algunas veces, pocas por suerte, ocurre que tras conectar una al puerto PCI Express correspondiente nos encontramos con uno de los problemas que os hemos enumerado a continuación.

 

Pantallazos azules

La tarjeta gráfica es junto con la memoria RAM el componente que más pantallazos azules causa, aunque los «cuelgues» pueden ser varios y diversos, puesto que también puede ser que la pantalla se quede congelada (y el audio también, produciendo un ruido infernal), o simplemente que el PC se reinicie o se apague. No todos los cuelgues son causados por la tarjeta gráfica, pero si tienes pantallazos azules y en la información salen problemas relacionados con ella, ahí tienes una pista bastante clara.

BSOD

También se incluye en este síntoma que la pantalla se quede totalmente en negro. Igualmente, aquí se incluyen errores diversos de drivers que podemos tener, incluyendo el famoso de Windows que dice «El controlador de pantalla dejó de responder y se recuperó», que suele ir asociado a que el juego al que estemos jugando se quede bloqueado y nos obligue a cerrarlo a la fuerza.

¿Nuestra recomendación? Intenta mantener los controladores gráficos o drivers al día, ya que en la lista de errores que publican NVIDIA y AMD suelen avisar de conflictos de ciertas aplicaciones con sus propias tarjetas gráficas.

 

Artefactos en pantalla

Esto generalmente suele suceder en juegos, y casi todas las veces el causante es precisamente la gráfica. Se mostrarán los famosos «artefactos» que hacen que se muestren imágenes bizarras en pantalla, síntoma de que la GPU no ha procesado correctamente los polígonos, colores u otras figuras de la imagen. Otro síntoma parecido es cuando se muestra «nieve» en la pantalla, o toda la pantalla se cubre con «basura digital» (símbolos incomprensibles (pero no los de Matrix, eso es un mito)).

Artefactos en pantalla tarjeta gráfica rota

Normalmente, esto va ligado a pantallazos azules o congelaciones y es un problema que en el 99% e los casos va destinado a un fallo de la VRAM de la tarjeta gráfica. Es más, el problema normalmente es de temperatura o de exceso de frecuencia, donde también es posible que debido a esto el bus termine por presentar fallos de sincronización e incluso se han llegado a ver derivaciones en el controlador de memoria de la GPU.

Es un error complejo, que los usuarios de a pie no deberían intentar solucionar. Ya que hacerlo supone tener conocimientos extremadamente avanzados de soldadura y un equipamiento especial para hacer lo que se dice reballing. Por lo que si te encuentras que tu tarjeta gráfica, incluso con los drivers más nuevos, presenta artefactos de pantalla. Entonces la mejor solución es coger y tirar de garantía para pedir un cambio o la devolución del dinero.

 

Ventiladores funcionando al máximo

Si los ventiladores se ponen a funcionar al máximo desde el momento en el que abres un juego, entonces no te preocupes, ya que es habitual que esto ocurra, por el hecho de que estas aplicaciones la hacen funcionar a la máxima velocidad estable posible. Momento en el que los ventiladores se ponen en marcha para expulsar hacia afuera la mayor cantidad de aire caliente posible y traer aire a menos temperatura del exterior. Aunque puede que te encuentres que no se está refrigerando correctamente la GPU. Pues bien, esto puede ocurrir por dos motivos:

  • El driver no le da las órdenes adecuadas al controlador PWM de los ventiladores en la tarjeta gráfica.
  • El polvo acumulado ha hecho que no solo la tarjeta gráfica adquiera más temperaturas, sino que a las aspas del ventilador le cuesta más girar.

RTX GPU

Esto es una tarjeta recién comprada, no debería ocurrirte. Sin embargo, en una de segunda mano es conveniente hacerle una limpieza a la misma. Si no sabes cómo hacerlo, entonces lleva tu tarjeta a reparar, ya que los técnicos te la pondrán a punto. No obstante, si ves que los ventiladores hacen mucho ruido y la gráfica es nueva, no dudes en cambiarla por un modelo igual, en especial si ves que supera los niveles de ruido máximos establecidos en sus especificaciones.

 

Cómo solucionar los problemas de la gráfica

A continuación, vamos a daros algunas directrices para intentar solucionar los problemas que hemos mencionado antes.

 

Actualiza los drivers

Siempre es una buena idea tener los drivers de la tarjeta gráfica actualizados, no obstante, cuando estás teniendo problemas con ella es más recomendable todavía y, de hecho, debería ser lo primero que tendrías que intentar. Puedes descargar los últimos controladores de tu tarjeta gráfica directamente desde la web del fabricante.

 

Comprueba la temperatura

Especialmente si tu problema es que los ventiladores se ponen a funcionar al máximo cada vez que inicias un juego, deberías comprobar la temperatura de la gráfica. Sería buena idea también limpiar los ventiladores y el disipador, y si tienes conocimientos suficientes, abrir la gráfica y cambiarle la pasta térmica.

Cambiar-pasta-térmica-GPU-portada

Es altamente recomendado limpiar el ordenador de manera regular, para evitar el sobrecalentamiento por polvo acumulado en su interior. Por lo que si quieres que tu tarjeta gráfica te dure muchos años hazle en mantenimiento adecuado, el cual no solo se limita a actualizar drivers, sino también a quitarle toda la suciedad que se va acumulando.

 

Asegúrate de que está todo correctamente conectado

Hay veces que el movimiento en el PC (que le des una patada accidental, que muevas la caja de sitio, etc.) hacen que las conexiones se queden mal puestas, y la mejor forma de hacerlo es desconectar todo y volver a conectarlo. En otras palabras, desconecta el cable de la gráfica y también del monitor.

Cambiar tarjeta gráfica

Desconecta la gráfica de los conectores de alimentación si los tiene, y desmóntala de la placa base. Acto seguido, vuelve a hacer el proceso inverso (ya que estás, siempre puedes aprovechar para hacerle una limpieza aunque sea superficial, especialmente en la zona del conector PCIe para asegurarte de que la conexión es buena).

Si sigues teniendo problemas, puedes probar también a utilizar otro cable de vídeo, o probarlo con otro monitor. Si la gráfica tiene varias salidas de vídeo que puedas usar, prueba con otras. De la misma manera, si tu placa base tiene varios zócalos PCI-Express, puedes probar a instalar la gráfica en otro diferente, ya que a veces estos terminan estropeándose con el tiempo, especialmente si se han doblado por culpa del peso de la gráfica.

 

Si nada de lo anterior funciona, cambia la tarjeta gráfica

Si nada de lo anterior ha dado efecto, entonces es bastante probable que tu gráfica esté rota y que tengas que cambiarla. Pero antes, si tienes algún amigo que te pueda prestar temporalmente la suya o tienes otro PC, es buena idea instalar otra gráfica en el PC y probar, así como probar tu tarjeta gráfica en otro PC para descartar que el problema sea otro. Obviamente, si tu gráfica funciona bien en otro PC entonces el problema no es de esta.

GeForce-RTX-30-o-Radeon-RX

Si los problemas desaparecen, es que el problema era que la gráfica estaba estropeada y el único remedio que quedaría es tramitar su garantía o adquirir otra nueva. Si, por el contrario, los problemas persisten, entonces el problema puede no estar en la gráfica y habrá que comprobar otros componentes, empezando por el zócalo PCI-Express de la placa base donde la tenías conectada.

Para esto, lo mejor que puedes hacer es probar tu gráfica en otro de los zócalos PCIe de la placa base y ver si los problemas persisten, o conectar otra tarjeta gráfica (si como hemos comentado un amigo te puede prestar la suya) en el mismo zócalo y ver si esta sí que funciona (en tal caso, seguramente tu gráfica esté definitivamente estropeada).

8 Comentarios