Filtran el rendimiento de la una CPU Intel a 10 nm+, ¿Ice Lake-SP?

Filtran el rendimiento de la una CPU Intel a 10 nm+, ¿Ice Lake-SP?

Rodrigo Alonso

Intel planea actualizar su línea de productos Xeon para servidores a finales de este año introduciendo la nueva arquitectura Ice Lake-SP, fabricada con el nodo de fabricación de 10 nm+. No obstante, ya se ha filtrado en la base de datos de GeekBench lo que parece ser el primer procesador Intel Xeon Ice Lake-SP, con 24 núcleos y 48 hilos de proceso y que muestra unos números bastante impresionantes a pesar de su relativamente baja velocidad de funcionamiento.

Estos procesadores tienen un diseño monolítico que incorpora núcleos «Sunny Cove», los cuales serían los primeros que integrarían un incremento real de IPC desde «Skylake». Hay que tener en cuenta, no obstante, que la filtración no da datos demasiado específicos sobre el procesador, así que como siempre decimos, hay que coger esta información con pinzas.

¿Es este el primer procesador Intel Ice Lake-SP?

El procesador que aparece en GeekBench aparece identificado como «GenuineIntel Family 6 Model 106 Stepping 4» con 24 núcleos y 48 hilos de proceso funcionando a una velocidad de reloj nominal de 2,2 GHz y que alcanza los 2,90 GHz en modo Boost, pero a pesar de esta baja velocidad que no llega ni a 3 GHz, las cifras de rendimiento en el benchmark son bastante impresionantes.

Intel-Server-Xeon

Además de las velocidades de reloj y el conteo de núcleos e hilos de proceso, GeekBench 4 detectó algunas especificaciones básicas adicionales de este procesador. Para empezar, encontramos un tamaño de caché L1D de 48 KB y otros 32 KB de caché L1I, unas cifras similares a lo que podemos encontrar en el segmento de procesadores de sobremesa Ice Lake-U como el Core i7-1065G7 por ejemplo, lo cual confirma que este procesador probablemente esté utilizando núcleos Sunny Cove (Cascade Lake y Skylake usan 32 KB L1D).

Por otro lado, el procesador cuenta con 1.25 MB de caché L2 dedicada por núcleo (en comparación, Cascade Lake tiene 1 MB por núcleo mientras que los procesadores Ice Lake del segmento de sobremesa cuentan con solo 512 KB). En cuanto a la caché L3 compartida, encontramos un total de 36 MB, cifra que se alinea con la caché que tienen los procesadores de servidor y HEDT de la marca.

En estos benchmarks, el procesador (que casi casi podemos considerar Ice Lake-SP) va acompañado de nada menos que 256 GB de memoria RAM, si bien el tipo y su configuración son desconocidos porque el benchmark no ha sido capaz de detectarlo.

 

En las tres ejecuciones del benchmark que podemos ver más arriba, se obtiene un máximo de 4.100 puntos en la prueba de un solo núcleo y casi 42.000 en la prueba multi núcleo. Como comparación, las mejores pruebas de un Core i9-10900K obtienen unos 1550 puntos en un solo núcleo y 13.500 puntos en la prueba multi núcleo, mientras que un Ryzen 9 3900X obtiene unos 1.250 y 10.800 puntos respectivamente.

Los 10 nm+ serán la punta de lanza de Intel

El nuevo proceso de fabricación que Intel estaría utilizando en este procesador no será sino la punta de lanza para entrar en la siguiente generación de procesadores con su nuevo nodo de fabricación de 10 nm+. En el ámbito de los procesadores para servidor (Xeon) ya se han visto filtraciones de unidades con 24 núcleos y 48 hilos, y realmente ya se está especulando con configuraciones similares en la gama de procesadores HEDT de la marca.

Rendimiento Sandra Ice Lake-SP

De hecho, ya han aparecido algunos procesadores que en teoría también son Ice Lake-SP de seis núcleos y doce hilos en la base de datos de CPU-Z, también con una baja frecuencia. Un dato un tanto «extraño» con estos procesadores es que en lugar de tener la frecuencia del BLK a 100 MHz como es habitual, ésta fue detectada a solo 25 MHz y con un multiplicador inmenso, 88X.

Intel Ice Lake-SP CPU-Z

Según la hoja de ruta de Intel, en teoría esta arquitectura podría alcanzar un máximo de 38 núcleos y 76 hilos de proceso, que si bien no llega a los 64 núcleos y 128 hilos de AMD, supondría un enorme crecimiento para tratarse de Intel.

En fin, veremos qué pasa al final pero el mercado de procesadores de alta gama se está poniendo cada vez más interesante. La mala noticia es que el precio seguramente no acompañe y será algo fuera del alcance de la mayoría de usuarios, como suele ser ya habitual.