El fin de la minería con llegada Ethereum 2.0, ¿o quizá no?

La cuenta atrás para el despliegue de Ethereum 2.0 avanza y parece que finalmente este año se desplegará. Seguramente te preguntes o ya estés pensando en que hacer con tu rig de minería para Ethereum. Tienes diferentes opciones y vamos a darte algunas ideas de lo que puedes hacer cuando llegue el momento.

Para quien no lo sepa, entre los cambios de Ethereum 2.0 está dejar atrás el Proof-of-Work (PoW) y pasar a usar Proof-of-Stake (PoS). Abandonar el consenso de prueba de trabajo supone el fin de la minería con tarjetas gráficas. Si tienes un rig, seguro que estás pensando que hacer cuando cambie el sistema de validación de bloques.

Adiós a PoW en Ethereum, ¿por qué se abandona?

Se suelen esgrimir dos motivos para pasar de prueba de trabajo a prueba de participación. El primero es mejorar la escalabilidad de la red Ethereum. Además, se indica que PoS es un mecanismo más eficiente, ya que consume muchísima menos energía. Los dos motivos son ciertos, pero realmente el más importante es el primero.

Ethereum ha presentado congestión de la red en innumerables ocasiones. Cuando se habla de congestión, es un proceso en el que el número de transacciones entrantes es superior a la cantidad de transacciones que puede validar la red. Más o menos se estima que la blockchain de Ethereum puede validar unas 15 transacciones por segundo.

Cuando se supera esta cifra durante mucho tiempo, el coste de las comisiones por transacción sube bastante (vamos, sube el GAS Fee). Han existido periodos, sobre todo durante la burbuja de los NFT, costes de GAS superiores a los 100$ e incluso, a los 200$.

Para quien quiera mandar dinero, hacer un cambio de tokens u otras operaciones, como ejecutar un smart contract, estos costes son una locura.

Debido a esto se ha optado por la prueba de participación, que permite mayor escalabilidad. Esto quiere decir que se podrán procesar muchas más transacciones por segundo y las comisiones caerán en picado. Se estima que debería superar las 50.000 tx/s. Como consecuencia colateral, el consumo de energía necesario para validar las transacciones cera en picado.

¿Qué hago con mi rig de minería de Ethereum?

Seguramente te preguntas que hacer con tu rig de minería una vez pasemos a Ethereum 2.0. Pues bien, tienes varias opciones, como son:

  • Como lo tendrás con tarjetas gráficas gaming, las puedes limpiarlas y venderlas de segunda mano, además, seguro que con mucha facilidad
  • Puedes optar por seguir con la minería, pero en este caso, de Ethereum Classic, GRIN, Ravencoin, ERGO y otras criptomonedas amigables con tarjetas gráficas

Es posible que hayas estado mirando esta segunda opción y la rentabilidad no te convenza lo más mínimo. Déjame decirte que no estás teniendo en cuenta que cuando se cambie el consenso, existirá una cadena de movimientos.

Se estima que cuando Ethereum cambie a su consenso PoS y realice el sharding, el precio puede subir bastante. Al mismo tiempo se estima una subida de precio de las altcoins que sigan utilizando el consenso PoW. Entre las mejor valoradas, por ofrecer proyectos bastante sólidos, están Ethereum Classic y ERGO. SERO, Conflux, Metaverse y Ubiq son otros proyectos interesantes que podrían aumentar de precio.

De momento, una buena opción es seguir minando Ethereum mientras se pueda. Existe la posibilidad que no se lance la actualización este año, ya que se ha retrasado bastantes veces. Parece que aún hay bastantes cosas que resolver en estos momentos, así que vamos tirando y cuando llegue la actualización, actuaremos según nos convenga.

10 Comentarios