Con este truco, podrás conectar un monitor extra al PC

Con este truco, podrás conectar un monitor extra al PC

Rodrigo Alonso

La gran mayoría de placas base para PC cuentan con una o varias salidas de vídeo, normalmente en forma de una salida HDMI. Sin embargo, todos sabemos que cuando tienes una tarjeta gráfica dedicada en el PC, utilizas las salidas de vídeo de ésta y las de la placa base se deshabilitan pero, ¿y si te decimos que puedes conseguir conectar un monitor extra al PC utilizando la placa base?

Todas o casi todas las placas base para PC están diseñadas para contar con salida de vídeo integrada, de manera que si el procesador cuenta con gráfica integrada (iGPU), puedas utilizar el PC sin necesidad de tener una tarjeta gráfica dedicada. Esta es la función principal de que la placa base tenga salida HDMI pero, ¿para qué la quieres si ya tienes una tarjeta gráfica?

La salida de vídeo HDMI de la placa base

Tal y como ya os hemos comentado hace un momento, la salida de vídeo HDMI de la placa base sirve para poder conectar un monitor y tener imagen en el PC cuando el procesador tenga GPU integrada. Y esto es un requisito, ya que si el procesador no cuenta con gráficos integrados, por mucho que la placa base tenga una salida HDMI no funcionará.

placa-base-hdmi-displayport

Así pues, si ya tienes una tarjeta gráfica instalada en tu PC, utilizarás las salidas de vídeo de ésta y por ello el HDMI de la placa base no se utiliza para absolutamente nada… de hecho, ni siquiera podrás conectar un monitor extra a este HDMI porque por norma general, queda deshabilitado por defecto. No obstante, hay una manera de poder aprovechar este HDMI de la placa base, aunque no todo el mundo podrá hacerlo ya que es algo que depende de la placa y el procesador que tengas.

Cómo usar el HDMI de la placa para añadir un monitor

Puedes hacer la prueba: si tienes dos monitores en tu PC, prueba a conectar uno a la tarjeta gráfica y otro al HDMI de la placa base, y verás cómo el de la placa base no funciona; hay excepciones, con algunas placas base se permite configurar en la BIOS que sí funcione aunque haya una gráfica dedicada, pero ojo con este parámetro porque suele hacer el efecto contrario: deshabilitar el uso de las salidas de vídeo de la gráfica. En algunas placas, sí que se permite tener gráfica dedicada e integrada funcionando al mismo tiempo, y ambas con su salida de vídeo: en este caso, el HDMI de la placa sí funcionará aunque tengas una gráfica dedicada.

Activar HDMI placa base

Repetimos que debes tener cuidado a la hora de configurar este ajuste, ya que dependiendo del modelo de placa base que tengas, puede causar un efecto no deseado. Si por el motivo que sea has estado tocando este ajuste en la BIOS del PC y te quedas sin señal de vídeo, cambia el cable del monitor entre tu placa y tu gráfica porque si el uno no te da señal, te la dará el otro (de nuevo, siempre y cuando tu procesador cuente con iGPU).

No obstante y en esencia, si tienes una tarjeta gráfica dedicada normalmente no te interesará utilizar para nada las salidas de vídeo de la placa base, y realmente ese HDMI solo te servirá si, por ejemplo, estás teniendo problemas con la gráfica dedicada y necesitas tener señal de vídeo en el PC para comprobar qué le está pasando. Sin embargo, como te hemos contado, en algunas placas base podrás utilizarlo para añadir un monitor extra al PC.

¡Sé el primero en comentar!