¿Gigabyte miente en la afinidad de placas base y memoria RAM DDR5?

Los usuarios, cuando adquieren componentes para su ordenador, no suelen mirar en profundidad las compatibilidades. Actualmente, las placas base cuentan con un documento denominado QVL que es un listado de componentes compatibles, especialmente útil para la memoria RAM DDR5. Ahora se ha detectado que es posible que esta documentación no es del todo confiable.

El QVL (Qualified Vendor List) se elabora entre el fabricante de las memorias RAM y el fabricante de las placas base. Teóricamente, es un documento para ver que los componentes elegidos funcionaran a su plena capacidad. Igor’s Lab ha detectado discrepancias entre el QVL de las placas base y las memorias RAM DDR5.

Problemas de compatibilidad entre la placa base y la memoria RAM DDR5

Un usuario de los foros de Igor’s Lab indica que ha adquirido dos kits de memoria RAM DDR5 de fabricantes diferentes. Ambos kits de memorias son compatibles con XMP, según el QVL de la placa base que tiene. Cuando los ha instalado y los ha probado se ha dado cuenta de que no funcionan como toca.

Dicho usuario indica que tiene una placa base Gigabyte Z690 Gaming X que soporta memoria RAM DDR5. El usuario destaca que actualizó la BIOS para ver si el problema venía desde este punto. Al no resultar, mando la placa base para un RMA, que tampoco ha solucionado el problema.

Ante esto, Igor’s Lab ha realizado una serie de pruebas para ver si es común o algo puntual. Ha instalado un kit ADATA XPG DDR5 de 16GB con una frecuencia de 6000 MHz. Pues bien, la placa base no arranca. Después de entrar en la BIOS y poner el perfil XMP debido, la placa base se reinicia hasta 10 veces, entrando después en modo “recovery”, que vuelve los valores de fábrica a la BIOS. Lo interesante es que, según el QVL de Gigabyte, debería funcionar sin problemas.

Como no podía ser de otro modo, Igor’s Lab se ha puesto en contacto con Gigabyte, concretamente, con el servicio técnico. Le han indicado que la “V” (de QVL) de vendedor funcionará solo en casos específicos. Se comenta que las “variaciones de producción” del procesador serían la causa del problema de compatibilidad de la RAM y XMP en determinadas placas base.

La documentación y las explicaciones, como siempre, no valen para nada

Tras esta explicación, en Igor’s Lab han elegido de 60 procesadores, aquellos con mejor IMC (Integrated Memory Controller) para DDR5 que tenían a mano. Indicar que todos los procesadores son Intel Core 12, que son los únicos compatibles actualmente con DDR5.

El resultado es que todas las pruebas de la memoria RAM fracasaron estrepitosamente. Se evidencia, por tanto, que el QVL no vale para absolutamente nada. Igor’s Lab ha probado procesadores Pentium, Core i3, Core i5, Core i7 y Core i9. Ninguno de los procesadores probados consigue funcionar con la memoria RAM ADATA a una frecuencia de 6000 MHz cuando se activa XMP.

Se ha optado por probar de ajustar los timings de manera manual. Esto supone ajustar voltajes y valores de la memoria RAM para encontrar el punto óptimo de funcionamiento. Dicho proceso es algo complejo y no apto para todo los usuarios, por lo que no es una solución.

Parece evidenciarse que la “explicación” de Gigabyte solo es una manera de quitarse responsabilidades. Las memorias funcionan a una frecuencia de 5600 MHz, pero a los 6000 MHz estas memorias no funcionan correctamente. Un problema, por tanto, que no tiene que ver con el IMC del procesador, sino que el problema está en otra parte.

El QVL supuestamente garantiza que las memorias RAM deberían funcionar en el 100% de los casos. Como vemos, esto no es así, y la respuesta dada por parte de Gigabyte, cuanto menos, es cuestionable. Lo cierto es que si compramos un producto basándonos en la documentación de compatibilidad, debería funcionar sin el más mínimo problema.