El rendimiento de tu SSD puede caer hasta un 25% en Windows 11

El nuevo SO de Microsoft no ha empezado con buen pie su andadura en los PCs de los usuarios. La semana pasada ya vimos cómo ha sido el golpe sufrido, donde en su momento lo catalogamos de fracaso dado el nulo impacto en cuanto a acogida y cuota de mercado. Otro de los problemas ha sido el rendimiento mermado en juegos con DRM y ahora por si fuese poco se están reportando problemas con el rendimiento de los SSD NVMe. ¿Cuál es el problema en concreto?

Problemas en Intel, problemas en AMD, problemas con juegos y ahora con SSD de alto rendimiento. Difícil hacerlo peor en una presentación y además mala publicidad si venimos de las limitaciones de hardware que ya vimos en su momento con las CPU y TPM 2.0. Como decimos, lo último según han informado usuarios y la propia Microsoft es que tu SSD podría perder rendimiento, en algunos casos de hasta el 25% y en el peor de ellos más de la mitad.

SSD NVMe en Windows 11: adiós al rendimiento

Windows-10-vs-Windows-11-SSD-NVMe

Hay múltiples comentarios en foros populares incluidos los de Microsoft, pero el error es tan aleatorio (nunca mejor dicho) que afecta a distintas partes del SSD en cuanto a rendimiento se refiere. Es decir, puede que no hayamos perdido lectura o escritura aleatoria, pero quizás en 4K se desplome, o puede ser que los IOPS caigan globalmente, no está del todo claro el diagnóstico.

Además, los problemas son bastante localizados en cuanto al rendimiento, pero no así a los SSD, ya sea por modelo o marca, tipo de NAND Flash o controladora, lo que ha hecho que la búsqueda del problema se centre en un apartado muy claro y conciso: los drivers de Windows para este tipo de SSD.

Hay más reportes aparte de estos comentados, como un tiempo de acceso mucho mayor hasta triplicar el conseguido en Windows 10. En cualquier caso, solo parece afectar a los SSD NVMe PCIe y no a los SATA, lo cual focaliza mucho más el problema.

¿Cómo saber si estamos afectados?

Es una lotería al parecer, pero partiendo de la base de que debemos conocer el rendimiento que teníamos en Windows 10 para comparar aun con margen de error, la forma más sencilla son con los test habituales de benchmarking clásicos como CrystalDiskMark o AS SSD.

Como hemos dicho, esto afecta a todos los SSD NVMe PCIe del mercado incluidos aquellos que tienen driver propio como los Samsung o simplemente aquellos que no tienen caché SLC para acelerar el rendimiento, no parece importarle a Windows 11.

Un empleado de Microsoft, Neal Christiansen en Reddit ha confirmado que la compañía está investigando el asunto, mientras que otros usuarios ya han iniciado la búsqueda del problema por su cuenta como Jeff C, el cual ha dado un punto de vista bastante interesante que se sale de la norma del resto, puesto que asegura que todos sus SSD NVMe funcionan incorrectamente en Windows 11 mientras que su Intel 905P que lleva driver independiente lo hace correctamente.

En cambio, hay reportes con SSD Samsung y de la propia Intel en otros usuarios, así que el problema parece ser bastante complejo dadas las variables. Así que si has notado algo raro en tu PC y al comprobar la velocidad de tu SSD NVMe esta es menor a la normal, tranquilo, ahora sabes el motivo y que en breve llegará una corrección al respecto, o al menos eso parece.

Fuente > Neowin

2 Comentarios