Haz que tus periféricos Razer cambien de color según el juego

Haz que tus periféricos Razer cambien de color según el juego

Rodrigo Alonso

Si por algo suelen destacar hoy en día los periféricos gaming es porque cuentan con iluminación RGB en la mayoría de los casos. Este color no tiene por qué ser meramente estético, pues podemos utilizarlo para darnos indicadores visuales en ciertas situaciones, así que en este artículo vamos a enseñarte a configurar los perfiles en Razer Synapse para hacer que tus periféricos cambien de color dependiendo de a qué juego estés jugando en cada momento.

Razer Synapse es un completo software unificado para todos los periféricos gaming de la marca, y nos permite entre otras muchas cosas configurar el color de la iluminación de los periféricos con su editor Chroma. Por ejemplo, podemos hacer que toda la iluminación sea de color blanco cuando no estamos haciendo nada (en el escritorio, por ejemplo) y que se vuelva toda roja cuando estamos jugando a League of Legends, o azul cuando iniciamos GTA V.

Configurar los perfiles en Synapse

Como es lógico, para que esto que os vamos a explicar funcione debéis tener periféricos de Razer que admitan iluminación Chroma (prácticamente todos en su catálogo actual) y el software Razer Synapse instalado en el sistema, a poder ser en su última versión.

Nada más abrir Synapse, debéis acceder al módulo llamado «Chroma Studio» que veréis a primera vista. En el menú superior también tenéis un acceso llamado «STUDIO».

Synapse Chroma Studio

Una vez dentro de Chroma Studio veréis que ya podéis proceder a configurar la iluminación de los dispositivos de Razer que tengáis conectados en el PC, pero antes de nada lo primero que debemos hacer es crear un perfil. Para ello, en la parte superior pulsa sobre el icono de los tres puntos (…) y selecciona «Agre» (Agregar) para crear un nuevo perfil.

Crear perfil en Synapse

Por defecto el perfil se llamará «Chroma Effect X» donde X es el número de perfiles que tengáis creados con ese nombre. También en el mismo menú podéis seleccionar «C. Nombre» para ponerle el nombre que queráis. Recomendamos llamar al perfil igual que el juego al que lo queréis asociar.

Nombre perfil Chroma

Ahora sí, proceded a configurar la iluminación como queráis. En nuestro caso hemos creado un perfil para Black Desert Online en el que el logo está con color blanco estático, pero las bandas laterales del ratón Lancehead TE se iluminan con el efecto Fuego.

Efectos Synapse

En este paso podéis crear y configurar tantos perfiles de iluminación como queráis asignar. Si por ejemplo quieres tener un perfil distinto para Fortnite, CS:GO, League of Legends y Battlefield, necesitarás crear 4 perfiles diferentes. También te recomendamos dejar un perfil «Default» (por defecto) para que sea el perfil principal activo cuando no estás jugando a nada.

Asignar un perfil a un juego específico

Ahora que ya tenemos los perfiles de iluminación creados es hora de asignarlos a los juegos específicos con los que quieres que funcionen. Para ello, cierra Chroma Studio y desde la pantalla principal de Razer Synapse selecciona «Perfiles» en el menú superior.

Perfiles synapse

A la izquierda verás que puedes asignar perfiles de teclas y configuración si seleccionas el dispositivo concreto, pero también tienes Chroma Studio justo debajo, que es lo que debes seleccionar para asignar los perfiles de color. En la parte del centro, bajo perfiles, aparecerán los perfiles de color que tengas creados, y a la derecha los juegos vinculados. Simplemente selecciona el perfil de color que quieras y luego, en la parte de juegos vinculados, pulsa sobre el botón +.

Asignar perfiles a juegos

Normalmente Synapse detectará automáticamente los juegos que tienes instalados y ya aparecerán ahí para que los selecciones. Si no ves tu juego, pulsa sobre el botón AGREGAR y busca el ejecutable de forma manual.

Asignar juegos Synapse

Listo. Una vez seleccionado el juego ya estará vinculado el perfil de iluminación con éste, y cada vez que lo ejecutes e, importante, lo tengas en primer plano, tus periféricos cambiarán a los colores y/o efectos que hayas configurado en el paso anterior. Puedes hacer esto con tantos juegos como quieras, e incluso con programas si así lo prefieres. Ojo porque cuando el juego esté en segundo plano (si por ejemplo haces ALT + TAB) el perfil volverá al que tengas por defecto.