Intel Optane M10 y M15: sus nuevos SSD para hacer volar tu disco duro

Intel sigue apostando por su memoria 3DXPoint a pesar del acuerdo que ha llevado a cabo con Micron y la reestructuración que está haciendo en estos momentos. Prueba de ello es la presentación de dos unidades de su tecnología más avanzada Optane Memory, ya que ha lanzado sus M10 y M15, dos nuevas unidades de alto rendimiento donde como nos tiene acostumbrados los de Swan, la capacidad será reducida.

Intel Optane Memory M10 y M15: dos nuevos SSD NVMe M.2 de alto rendimiento

Si algo caracteriza a los SSD Optane es la poca capacidad de la que disponen y al mismo tiempo obtener el mejor rendimiento en IOPS del mercado. Recordemos que es una tecnología inteligente, es decir, acelera la capacidad de nuestro PC y disco duro, ya que accede de forma más rápida a los documentos, imágenes o juegos, donde, aunque apaguemos el ordenador nuestras acciones serán recordadas para así maximizar el tiempo de respuesta y de acceso.

Para ello tendremos que instalar el driver Intel Rapid Storage (Intel RST), el cual es el encargado de reconocer y recordar el contenido necesario para las tareas importantes y frecuentes. Este hecho va mejorando con el paso del tiempo, adaptándose a nuestras necesidades y maximizando el rendimiento a cada tarea.

Una de las ventajas de estos dos nuevos SSD M.2, es que podremos combinar tanto el M10 como el M15 con nuestro disco duro, ya sea HDD o SSD, para obtener una tasa de transferencia y velocidad mayor, o simplemente arrancar nuestro PC más rápidamente.

Ambas versiones comparten lógicamente varias características por lo que las analizaremos primero para luego ver sus diferencias.

Dos formatos distintos, misma capacidad, pero no el mismo rendimiento

Intel-Optane-M10-y-M15

Ambas versiones, tanto M10 como M15 dispondrán de un módulo de memoria Intel Optane que será acompañado por con controlador y firmware de la compañía, sin olvidar el uso necesario del driver RST. Los dos SSD llegan bajo una interfaz PCIe 3.0 X2 con NVMe y promediarán un tiempo de lectura y escritura de 6,75 /18 y 6,75/12 µs (TYP).

Cómo comparten capacidad, su resistencia es la misma en todos los modelos: 200 GB de escritura al día y hasta 365 TBW, con una confiabilidad de 1,6 millones de horas como tiempo medio entre errores (MTBF). Evidentemente también comparten temperaturas máximas, ya que en funcionamiento podrán funcionar desde 0 grados hasta 85 grados centígrados.

Por último, comparten especificación NVMe 1.1, PCIe 3.0 por M.2 y ambos tendrán una garantía de 5 años en todos sus modelos. Lo que no comparten es el factor de forma, ya que el M10 podrá encontrarse en M.2 80 mm y M.2 42 mm, donde en el primer caso las capacidades habilitadas son 16, 32 y 64 GB, mientras que en el segundo solo podremos optar por 16 GB.

El M15 por su parte solo se podrá encontrar en M.2 80 mm en las mismas capacidades que su hermano menor: 16, 32, 64 GB. Las velocidades tampoco serán iguales, ya que los M10 obtendrán 1450/640 MB/s de lectura y escritura, con unos QD4 4KB 2 Random R / W de hasta 250k / 140k IOPS. En cambio, el M15 llegará hasta los 2000/900 MB/s con 450K/220K IOPS.

De momento no sabemos la fecha de lanzamiento oficial ni los precios según la versión escogida.