Las 5 mejores impresoras 3D para principiantes por menos de 300 euros

Las impresoras 3D son una realidad, donde actualmente están cambiando el curso de la creación de objetos por parte de los usuarios usando para ello nuevos materiales. La tecnología en sí es increíble, pero bien es cierto que los usuarios principiantes no la conocen a fondo y tienen amplias dudas. Para ellos, vamos a recomendar hoy las 5 mejores impresoras 3D para usuarios noveles.

Las impresoras 3D, una difícil elección

Ultimaker-3-3

A la hora de comprar una impresora 3D todo son preguntas y dudas. Aunque en este artículo no vamos a tratar sobre ellas, si es interesante conocer los modelos con mejor calidad/precio dentro de un presupuesto máximo de 300 euros, perfecto para los usuarios que quieren empezar en este maravilloso mundo.

En este artículo nos basaremos en diferentes aspectos para decidir los cinco modelos: desde el tipo de materiales soportados, su modularidad, precio, facilidad a la hora de elegir repuestos o mejoras, hasta su acabado final.

Como suele pasar, no todos los modelos se ajustarán a lo que buscamos, ya que intentaremos cubrir todas las gamas posibles con estas cinco impresoras, para que así un mayor rango de usuarios pueda decantarse por un modelo u otro.

Como ya es costumbre, todos los modelos los hemos buscado dentro de la plataforma de Amazon por varias razones: precio, disponibilidad, cantidad de modelos disponible y garantía. Dicho esto, conozcamos los cinco modelos:

UK1-Ender-3 Pro

UK1-Ender-3-Pro

Es una versión algo mejorada de la Ender-3 original, donde se le añade la reanudación de impresión y se amplía el tamaño de la misma a 220 x 220 x 250 mm. Tiene una superficie Cmagnet, lo que garantiza la dispersión de la temperatura por la base, mejorando así la construcción de la pieza a fabricar.

Incluye una fuente de alimentación certificada por Mean Well, por lo que la calidad está asegurada en este punto. Usa PLA de 1,75 mm.

Anycubic Prusa I3 Mega

Anycubic-Prusa-I3-Mega

Es una especie de copia o clon de la Prusa i3, solo que a un precio menor. Porta una superficie de impresión Ultrabase 3D, donde las impresiones cuando están calientes se adhieren a la base para mantener la forma perfecta de la impresión, para enfriarse más tarde y poder ser retirada.

Es una impresora muy sencilla de usar, donde podremos utilizar PLA y PET gracias a una serie de características más propias de impresoras de mayor precio como: sensor de filamento, cama caliente de impresión, marco de metal robusto etc.

GEEETECH A10 Prusa I3

GEEETECH-A10-Prusa-I3

Una impresora más básica, pero de rendimiento impecable. Las medidas máximas a imprimir son de 220 x 220 x 260 mm en su base de impresión de cristal de carburo de silicio con revestimiento microporoso. Los rodamientos y varillas de los ejes son de aluminio, lo que reduce el sonido.

Además, permite pausar la impresión para después continuarla cuando lo deseemos.

Wisamic Mini Impresora 3D

Wisamic-Mini-Impresora-3D

Para los que no vayan a crear piezas muy grandes y necesiten poco espacio, esta Wisamic les vendrá como anillo al dedo. Funciona con PLA de 1,75 mm, garantizando una precisión de 0,1 mm, más que suficiente para cualquier tipo de piezas que no tengan que ser trabajos profesionales.

Su tamaño es de sólo 205 x 330 mm, mientras que su área de impresión máxima es de 105 x 135 x 120 mm. Soporta los principales sistemas operativos, incluyendo lógicamente Windows.

Athorbot Brother prusa i3

Athorbot-Brother-prusa-i3

Por último, una de las impresoras más versátiles del momento, ya que es capaz de aceptar filamentos de lo más variopinto: PLA, ABS, MADERA, HIPS, NYLON, FLEXIBLE, PC y PET-G, todos con una precisión de 0,1 mm.

Además, soporta software de código abierto como Cura, Repetier-Host o Simplify 3D, tanto en Windows como Mac OS X y Linux. El extrusor es capaz de calentar hasta 250 grados, por lo que no tendremos problemas con ninguno de los materiales comentados.