Las GPU Intel Xe soportarán Ray Tracing sin necesidad de usar una tarjeta gráfica NVIDIA

Que AMD e Intel parten con retraso en lo que a Ray Tracing se refiere no es una novedad, NVIDIA lleva mucha ventaja en esta área, ya que no solo golpeó primero, sino que lo hizo de forma brillante y contundente con sus ALU. Hoy Intel confirma estar trabajando en esta tecnología, donde puede llevarla un paso más allá en otro nuevo concepto para sus iGPU y GPU Xe.

Intel Embree, OSPRay y OpenSWR, componentes de software clave para Ray Tracing

Intel-Xe

Ha sido en post de la FMX’19 donde Intel ha dado a conocer algunos de los saltos evolutivos de sus procesadores y bibliotecas de software de cara al mundo profesional de la creación de activos de calidad de estudio.

En este ámbito profesional, el gigante azul se ha referido a sus principales kernels y middleware de procesamiento usados en películas tan recientes como » Cómo entrenar a tu dragón 3″ y donde está colaborando no solo con DreamWorks, sino con Pixar y Sony ImageWorks para aprovechar al máximo sus procesadores Xeon con AVX2 y AVX-512, pero sobre todo con Deep Learning Boost.

Por ello, han dejado patente que el uso de CPUs no es suficiente para las nuevas tareas y tecnologías que demanda el sector como Ray Tracing, donde actualmente sus iGPU tampoco pueden cumplir en la actualidad, ya que tienen desafíos en sus arquitecturas como limitaciones en el tamaño de memoria y rendimiento, los cuales son «vergonzosamente paralelos».

Debido a esto, Intel cree que las mejores soluciones para tratar este problema pasarán por un diseño de plataforma holística, donde las tareas computacionales se distribuyan a los recursos de procesamiento más apropiados.

Este enfoque es realmente interesante, ya que no solo centraría las iGPU y GPUs como única pieza de hardware disponible para el trazado de rayos en tiempo real.

Intel Xe: más que una arquitectura gráfica

intel-xe-unleashed

Intel Xe sigue actualmente en desarrollo, donde debería estar finalizada para el Q4 de este año y lanzada en algún punto del año que viene. Pero esta nueva arquitectura de Intel está siendo diseñada desde un nuevo concepto, en concreto y según afirma David Blythe, como un compañero de aceleración cohesiva a su hoja de ruta contínua de sus procesadores Xeon.

Es decir, la hoja de ruta de la arquitectura Intel Xe para centros de datos incluye ahora soporte de aceleración de hardware para trazado de rayos para la familia Intel Rendering FrameWork como API y bibliotecas, donde las CPUs Xeon parecen aportar un extra de rendimiento mediante una sincronización no desvelada dentro de esa plataforma holística nombrada anteriormente.

De momento y al ser un anuncio generalizado, no se especifica si este soporte llegará en las primeras GPU Xe para centros de datos o simplemente se ha fijado en el roadmap de cara a futuro.

Lo que está claro es que Intel va a llevar un paso más allá el rendimiento de trazado de rayos en tiempo real gracias a su software y sus CPUs.

¿Rendirán sus procesadores a la altura de las ALU específicas de NVIDIA? El año que viene lo desvelaremos, lo que está claro es que la guerra por el Ray Tracing se está cocinando a fuego lento y cada una de las tres grandes empresas está moviendo sus fichas, donde Microsoft está en el epicentro de todo el terremoto con su DXR.