Thermaltake Challenger H3: caja ATX de acero, vidrio templado, pequeña y con RGB

Las cajas compactas son cada vez más valoradas por los usuarios, donde su tamaño más pequeño las hace más livianas y manejables, pero a la vez permiten unos componentes de un tamaño considerable y una buena refrigeración. Uno de estos chasis es el nuevo Thermaltake Challenger H3, un modelo exclusivo de China que ahora la marca va a llevar a todo el mundo y que porta unas líneas «retro».

Thermaltake Challenger H3: frontal inspirado en el modelo View 22

Thermaltake-Challenger-H3

Mucho ha pasado desde que Thermaltake lanzara al mercado un chasis icónico para la marca como fue el View 22, el cual obtuvo grandes críticas por todo el mundo, donde se destacó precisamente la originalidad de su frontal curvado de una pieza.

Al parecer, Thermaltake ha querido rendir homenaje a esta ya vetusta caja a modo de un chasis que aporte otra serie de características al sector. Para ello han creado la Challenger H3, una torre ATX compacta que tiene la peculiaridad de poseer unas medidas bastante acotadas, pero que es capaz de albergar placas base E-ATX con un ancho de 270 mm o menos.

Todo gira en torno a sus medidas: 408 X 210 X 468 mm, lo que entraría dentro de los chasis Micro-ATX de mayor tamaño y al mismo tiempo dentro de las ATX más pequeñas, un concepto curioso desde el punto de vista del aprovechamiento del espacio.

Aun así, sorprende que permita instalar disipadores de hasta 180 mm y GPUs de hasta 350 mm, donde como ya habremos visto, porta un sistema de doble cámara que aísla HDDs y fuente de alimentación, la cual podrá tener una longitud máxima de 180 mm. Las dimensiones y capacidades de albergar hardware sorprenden, pero Thermaltake va un paso más allá posibilitando que se instalen dos discos de 2,5″ más otros dos de 3,5″, lo cual es suficiente para la mayoría de usuarios, pero algo justo para los que demandan un mayor espacio.

Las capacidades de refrigeración por aire y agua sorprenden

Thermaltake-Challenger-H3-2

En una torre de este tamaño es de esperar que la refrigeración sea justa, pero la realidad es que Thermaltake ha conseguido algo bastante complicado, ya que esta Challenger H3 puede dar cabida a tres ventiladores de 120 mm o dos de 140 mm en su frontal, dos de 120 mm o dos de 140 mm en el techo y uno de 120 mm o 140 mm en su parte trasera.

En cuanto a las opciones para radiadores, solo podremos instalar uno de 360 mm en el frontal de 30 mm de grosor, uno de 120 o 240 mm en el techo y otro en su parte trasera, esta vez de 120 o 140 mm.

Las características se completan con sendos filtros antipolvo en techo y suelo, conectores E/S frontales de audio HD y dos puertos USB 3.0 junto con un controlador de la iluminación RGB y una ventana de vidrio templado con bisagra. No podemos olvidar su panel de plástico transparente ondulado o su sistema de cableado interno muy mejorado en este modelo.

De momento, la marca no ha especificado cuando llegará al resto del mundo, estando por ahora solo disponible en China a un precio de 359 RMB, lo que sería al cambio y sin impuestos 47,54 euros, por lo que debería llegar a nuestras fronteras por unos 60 euros con impuestos. No parece que este precio vaya a cambiar según el color, ya que este modelo llegará en color blanco y negro respectivamente.