Microsoft introduce una mejora en DirectX 12 que aumenta un 20% el rendimiento

Microsoft tiene decidido que va a implementar la tecnología de Variable Refresh Shading (VRS) en su API DirectX 12. Esta tecnología fue una de las nuevas implementadas por las tarjetas gráficas con arquitectura Turing, y permite un incremento prestacional en los juegos y aplicaciones que hacen uso de ella, gracias a renderizar la imagen de la pantalla, con diferentes grados de detalle en los shaders de las imágenes. De hecho, en una demo que emplea esta tecnología se puede ver un incremento de rendimiento cercano al 20%.

Puede que la gama de tarjetas gráficas NVIDIA con arquitectura Turing, acaben pasando a la historia por la introducción de los núcleos RT y su capacidad para renderizar efectos de ray tracing en tiempo real, gracias a DirectX R. O por el uso de la tecnología DLSS, como primera vez que se emplea algo así en los juegos. Sin embargo, ha sido Microsoft el que ha visto una mayor utilidad en el empleo de la tecnología VRS a la hora de conseguir un mejor rendimiento de las tarjetas gráficas compatibles con su API DirectX 12.

Variable Refresh Shading se basa en el principio de no hacer que todos los shaders de los píxeles de la pantalla, se representen con el mismo nivel de detalle. Por ejemplo, el desarrollador de un juego puede optar por ver ciertos parámetros del juego con mucho mayor detalle, pero otros no. Siguiendo con el ejemplo, puede optar porque los efectos atmosféricos como las nubes, o las hojas de los árboles, se vean con un menor nivel de detalle. Y, sin embargo, nuestra arma se vea muy detallada. Esto acaba liberando muchos recursos de la GPU de la tarjeta gráfica.

La parte izquierda de la imagen tiene activada la tecnología VRS

La implementación de VRS variará entre gráficas

Microsoft va a dividir todas las tarjetas gráficas en dos grupos:

  • Grupo 1: todas las tarjetas gráficas que son compatibles con DirectX 12.
  • Grupo 2: las tarjetas gráficas NVIDIA Turing

Esta diferenciación es necesaria hacerla dado que, ya que Turing soporta de serie la tecnología del VRS, la API lo tienen mucho más sencillo para ejecutarse, y lo hace con una única llamada de la API al motor gráfico. Sin embargo, el resto de tarjetas gráficas del mercado, hayan sido estas fabricadas por AMD, NVIDIA (fuera de las Turing) o Intel, necesitan dos llamadas de la API al motor gráfico para poder ejecutar esta nueva tecnología de la API DirectX 12.

Aun así, los resultados preliminares son bastante esperanzadores. En una demo tecnológica que construyó Firaxis sobre su juego Civilization VI, se pudieron ver ganancias de rendimiento cercanas al 20% en las tarjetas gráficas que sí eran compatibles con la API DirectX 12. En el caso de la demo de Firaxis, el desarrollador eligió que, tanto el terreno como el agua se renderizaran a la mitad de resolución con sus shaders, mientras mantenía la resolución en otras partes de la imagen, como los edificios o los vehículos.

Cabe recordar que AMD ha patentado hace poco una tecnología muy similar al VRS de NVIDIA, que ellos llaman Adaptive Shading. Y que es muy probable que esta tecnología acabe llegando también a la próxima generación de consolas.