Toshiba BG4: nuevo SSD NVMe con 1 TB en un solo chip presentado en el CES 2019

Escrito por Juan Diego de Usera

Toshiba ha presentado durante la celebración del CES, su nuevo SSD NVMe, el Toshiba BG4, que aúna en un solo chip, tanto la memoria NAND Flash, como el controlador de memoria. De esta manera, consigue que el tamaño de la unidad M.2 sea muy pequeño. Dado que la memoria NAND que emplea el nuevo SSD es su nueva memoria de 96 capas 3D TLC, consigue un importante incremento de tamaño de almacenamiento, llegando ahora hasta 1 TB de capacidad interna.

Toshiba ya presentó a mediados del año pasado sus primeros modelos de SSD NVMe con memoria de 96 capas, con su modelo Toshiba XG6. Sin embargo, el nuevo Toshiba BG4 sigue un camino diferente, dado que es capaz de condensar toda la capacidad de almacenamiento en muy poco espacio. De hecho, sigue la misma filosofía que ya pudimos ver con su SSD Toshiba OCZ RC100.

Review Toshiba OCZ RC100

El nuevo Toshiba BG4 emplea una conexión PCIe x4, que reemplaza la antigua conexión PCIe x2 que empleaban los antiguos modelos BG3 de la marca. Esto les proporciona un incremento en prestaciones bastante interesante, dado que le abre la puerta a un mayor rendimiento de I/O en operaciones de lectura y escritura secuencial. De hecho, según la demostración que Toshiba tenía en su pabellón del CES, las operaciones aleatorias se han doblado con respecto a la anterior generación, el Toshiba BG3.

El controlador del Toshiba BG4 no emplea memoria RAM en su interior

Para reducir el tamaño de la unidad, Toshiba ha optado por emplear un controlador de la memoria NAND Flash que carece de memoria RAM interna, y que utiliza el Host Memory Buffer (HMB) para intentar mitigar las penalizaciones en el rendimiento que suelen llevar aparejadas este tipo de controladores sin RAM. El fabricante ha reforzado el empleo del HMB, añadiendo corrección de paridad de errores, permitiendo una capa adicional de seguridad para los datos que se almacenan en su interior.

Como podemos ver en la anterior captura de pantalla, las especificaciones de los nuevos SSD de Toshiba son bastante interesantes. Si bien es verdad que estas nuevas unidades no son capaces de aprovechar por completo todo el rendimiento que es capaz de proporcionar el bus PCIe x4 que tienen a su disposición, sus velocidades de transferencia son bastante buenas. Pero, sobre todo, la velocidad de su lectura y escritura aleatoria son realmente impresionantes para unas unidades con un tamaño tan pequeño.

Hablando del tamaño, el Toshiba BG4 emplea el tamaño M.2 2230. Este tamaño es muy inferior al de los SSD M.2 habituales, que suelen emplear un tamaño de 2280.

Continúa leyendo
  • El 2230 era común en los miniPCI y PCIe, interesante, podría tener 2 o 3 M2 con ese tamaño en un notebook