Por qué no se utilizan SSD como memoria RAM si son mucho más baratos

Hemos visto durante todo el año 2018 como el precio de los SSD se ha desplomado por completo, hasta unos niveles que son aceptables para su compra. Pero la memoria RAM sigue estando bastante cara (aunque ya ha comenzado a bajar de precio). Entonces, ¿por qué no se puede fabricar la memoria RAM con chips de memoria NAND Flash, que son bastante más baratos que los que se emplean para la otra memoria?

A pesar que el precio de la memoria RAM ha comenzado a caer desde hace poco tiempo, este sigue estando bastante por encima del que poseía este tipo de memoria antes del comienzo de la crisis. Sin embargo, el precio de la memoria NAND Flash que se emplea para fabricar los SSD ha estado cayendo durante todo este año, hasta llegar a mínimos históricos. Esto ha llevado a los usuarios a preguntarse por qué no se fabrican los DIMM de memoria RAM con chips de memoria NAND Flash. Al fin y al cabo, esto podría abaratar, de manera considerable, el precio de los DIMM de RAM.

Pero hacer esto no sería factible, en realidad. Y esto es así por el propio nombre y diseño de la RAM. Nos explicamos: las siglas RAM hacen referencia a Random Access Memory o Memoria de Acceso Aleatorio. Es decir, los chips de la memoria RAM se han diseñado para que, lo que prime en ellos, sea la velocidad de acceso aleatorio a los datos que en ella se almacenan.

Dado que, a diferencia de la memoria NAND Flash, los datos no se almacenan en ella de manera secuencial.

La memoria NAND Flash de los SSD no se ha diseñado para el acceso aleatorio

Por contra, la memoria NAND Flash que emplean los SSD no está diseñada para facilitar el acceso aleatorio a los datos. Sí, es verdad que es mucho más rápida que los discos duros en cuanto al acceso a los datos almacenados.

Sin embargo, con este tipo de memoria existe el problema añadido que, para poder grabar un nuevo bloque de datos en ella, el anterior ha de ser borrado por completo, dado que no admite la sobre escritura de éstos en la células.

Esto genera unas latencias en la NAND Flash que, si bien en su empleo original, no son especialmente notables, si tuvieran que funcionar como memoria RAM, impactarían severamente el rendimiento de nuestro sistema.

En la imagen podéis ver la memoria RAM que tenemos instalada en nuestro equipo que monta un procesador AMD Ryzen 5 1600X. Salta, bien a las claras, que la velocidad de la memoria RAM es muy superior a la de cualquier SSD que haya en el mercado ahora mismo.

Ni siquiera los que emplean el protocolo NVMe, y que funcionan a través del bus PCIe de la placa base, se le pueden aproximar a estos parámetros.

Los anteriores datos son fáciles de comprobar cuando empleamos un equipo con poca cantidad de RAM y esta se llena. En estos casos, el exceso de datos que no se pueden guardar en la RAM, automáticamente se derivan a la unidad de almacenamiento del sistema, en su archivo de paginación. Ello conlleva una pérdida bastante sensible en el rendimiento del equipo, incluso si viene equipado con un SSD.