Comprueba la salud de tu disco duro o SSD con estas aplicaciones gratuitas

Escrito por Juan Diego de Usera

Controlar el estado de nuestras unidades de almacenamiento, ya sean estas de tipo SSD o disco duro, debe de ser algo prioritario para nosotros como usuarios de PC. Al hacerlo, podemos evitar la pérdida inesperada de datos por fallo de la unidad. Hay programas gratuitos que nos pueden ayudar a evitar esa situación y en este tutorial vamos a hablar de ellos.

El problema de los fallos de las unidades de almacenamiento suele ser uno de solución bastante compleja para los usuarios, ya sean estos usuarios de a pie, como empresas. Una empresa, siempre puede recurrir a contratar la recuperación de estos datos a otra empresa especializada en dicha tarea. Pero estas empresas cobran mucho dinero por cada GB de información recuperado. Y, dependiendo del tipo de fallo que tenga el disco duro o el SSD, no siempre es posible la recuperación de todos los datos almacenados.

Para evitar este problema, podemos recurrir al empleo de programas gratuitos que pueden informarnos del estado de nuestras unidades. En el caso de comenzar a detectar problemas en ellas, estos programas nos pueden avisar con la suficiente antelación como para que sustituyamos la unidad por una nueva de respaldo, y podamos volcar toda la información de la antigua a la nueva.

Aplicaciones gratuitas para comprobar la salud de nuestros discos duros o SSD

CrystalDisk Info

Este programa ha sido desarrollado por la misma empresa que desarrolla el popular benchmark para unidades de almacenamiento, CrystalMark. El programa nos permitirá ver, de un vistazo, toda la información de cada una de nuestras unidades de almacenamiento, avisándonos del estado de funcionamiento de estas y de los posibles fallos que se pudiera producir en breve.

Como bonus, el programa también mostrará los datos de temperatura de nuestras unidades de almacenamiento. Podéis descargar la última versión del CrystalDisk Info desde su página web.

SSDLife Pro

Este programa está más centrado en leer los datos de las unidades SSD. Como tal, solo os servirá para daros un aviso en el caso que nuestra unidad comience a llegar al límite de su vida útil. En este caso, el programa os mostrará un aviso del problema, sugiriendo que cambiéis la unidad lo antes posible por una nueva.

Como podéis ver, en este caso el programa ha detectado un problema con nuestra unidad Toshiba de 512 GB porque la mayoría de las celdas que el fabricante ha destinado al sobre aprovisionamiento de espacio, para poder efectuar el wear levelling de estas, están agotadas. Sin embargo, el CrystalDisk Info no ha detectado este posible problema. En nuestro caso, lo más probable es que prefiramos optar por la opción más conservadora y procedamos a sustituir esta unidad por una nueva, para prevenir cualquier posible problema en el futuro.

Podéis descargar el programa SSDLife desde su página web.

HWiNFO

Entre las múltiples funciones que permite el programa de monitorización de hardware, HWiNFO, está la de leer el S.M.A.R.T. de nuestro disco duro y el de nuestros SSD. La información que nos proporciona puede ser interesante a efectos de prevención de problemas.

Como podéis ver en la anterior captura de pantalla, la información va a depender de todo lo que permita el fabricante de la unidad que se vea, pero al menos nos puede decir si el S.M.A.R.T. de la unidad piensa que ésta está en peligro. En el caso de los SSD, nos va a decir la vida operativa que le queda a cada unidad. Si os fijáis en la unidad de Toshiba, que el SSDLife Pro antes nos recomendaba que la cambiáramos lo antes posible, el HWiNFO nos indica que la vida operativa restante de esta unidad es solo del 40%, lo cual confirma que ya va siendo hora de cambiarla por otra nueva.

Podéis descargar la última versión del programa HWiNFO desde su página web.

Continúa leyendo
  • fulanodetal

    Los acabo de probar los 3, el unico que funciona con RAID 0 es el HWiNFO.

  • javi

    muy bueno

  • Giowell Di Salvo

    HD Tune pro, Tambien es bueno !

    Te ayuda a encontrar sectores dañados en el disco duro.