Intel afirma que añadir más núcleos no es la solución (aunque ellos lo estén haciendo)

Intel no descansa, si bien lleva un par de meses muy ajetreados no parece con la intención de calmar las aguas. Hoy en contrapartida de lo que está haciendo en el mercado afirma que añadir más núcleos a las CPUs no es la solución ni el camino, al menos de momento.

¿Está Intel atascada tanto en litografía como en núcleos?

Es una gran pregunta sin duda, de sobra conocidos son los problemas y retrasos que la empresa está teniendo con su litografía de 10 nm, a los que ahora se suman las intensas declaraciones de Guy Therien, miembro de Intel y arquitecto en jefe para la segmentación del rendimiento en el Grupo de Computación del Cliente de Intel.

Sobre los 10 nm acabamos de hablar en el anterior artículo y según parece se van a adelantar a junio de 2019 en contra de las últimas estimaciones de los analistas, pero en el tema que nos compete como son las declaraciones de Therien, este afirma que más núcleos no son la respuesta.

Guy Therien

Guy Therien afirma que Intel crea productos que tienen como objetivo ofrecer la mejor experiencia y rendimiento en todos los segmentos posibles de PC, independientemente de las necesidades que tenga la gente en temas informáticos. Desde juegos (prosigue), creación de contenidos o estaciones de trabajo de gama alta, sea cual sea el número de núcleos que se necesiten para las diferentes cargas de trabajo que usan los consumidores, Intel les proporciona los mejores núcleos para satisfacer sus necesidades.

AMD elevó el listón a mejor precio

Estos argumentos chocan contra su política de CPUs actual. Si bien el i7 6950X de 10 núcleos cuando se presentó fue una auténtica bomba para los gamers y estaciones de trabajo básicas, AMD llegó con Ryzen y puso el listón de la gama media en 8 núcleos y 16 hilos a un precio medianamente asequible y muy competitivo.

Esto ha ido creciendo en cuanto a número de núcleos e hilos hasta tal punto que el i9 7980X tiene 18/36 y en breve Intel presentará su 28 núcleos en un solo die.

La clave del mercado según Guy, está en los juegos, la oficina, la creación de contenido, la productividad y otros softwares, que generalmente no están preparados para más de 10 núcleos / hilos. Afirma que un chip MCM como Ryzen al tener más dies generan más calor y la CPU debería reducir los clocks para controlarlo, restando rendimiento y poniendo en compromiso la experiencia del usuario, como por otro lado así pasa en Ryzen y Threadripper.

ITB

Para evitar esto se creó Intel Turbo Boost Max 3.0 que de forma inteligente eleva la frecuencia de uno o dos núcleos que mejor rendimiento/watio otorgan (mediante selección automática en BIOS) y permite esa subida de rendimiento sin comprometer el calor o consumo.

Para los clientes que buquen estaciones de trabajo o renderizado 3D, Guy afirma que se seguirán construyendo y diseñando procesadores con más núcleos pero en un solo die, de manera que reduzcan las latencias y los impactos negativos de carga al salir del die, de manera que el usuario no tenga que preocuparse de si el rendimiento cae o si la CPU tiene un talón de Aquiles.