Toshiba anuncia sus nuevas memorias 3D XL-Flash que competirán con las Intel Optane

Escrito por Manuel Santos

Toshiba ha anunciado que está desarrollando lo que han denominado como 3D XL-Flash, una memoria de alto rendimiento que es capaz de reducir en 10 veces la latencia respecto a las memorias flash actuales que se encuentran en los SSD. Estas memorias harán competencia directa a las memorias Optane de Intel fabricadas con las memorias 3D XPoint.

Toshiba está desarrollando unas nuevas memorias de alto rendimiento para competir con Intel

Esta nueva tecnología es muy parecida a la Z-NAND de Samsung, tecnología que también compite con la memoria de Intel. El rendimiento probado de ambas memorias de Toshiba y Samsung es similar al que ofrece Intel con sus memorias Optane. Sin embargo, saldrán al mercado con un precio mucho menor, ya que usan tecnologías que se utilizan para otros productos. Cuando estos nuevos productos salgan al mercado podremos ver una gran reducción en el precio de las Intel Optane para igualarse a la competencia.

toshiba bics 3d xl-flash intel optane

La tecnología Optane ha llegado al mercado en sistema de almacenamiento y en dispositivos de caché, pero los altos precios de los dispositivos hacen que los usuarios sigan decantándose por los actuales SSD. Las memorias Intel Optane cuestan unos 1,48 euros el GB, mientras que los SSD no superan los 0,38 euros el GB. Estas memorias son 4 veces más caras que un SSD, algo que puede entenderse para un dispositivo premium, no obstante, los problemas de latencia que añade el controlador del dispositivo reducen bastante el rendimiento del sistema.

Serán más baratas que las Intel Optane

Toshiba utiliza líneas de conexón entre las celdas flash más cortas, lo que mejora el rendimiento. La memoria flash tiene más planos, que son zonas independientes y pueden responder a peticiones de datos de forma simultánea, consiguiendo así mejorar el paralelismo y -por consiguiente- el rendimiento. Estas memorias XL-Flash están basadas en las memorias BiCS de Toshiba, pero son utilizadas en modo SLC.

Estas memorias consiguen tiempos de programa de tan sólo 7 microsegundos, mientras que las memorias QLC más rápidas se quedan en los 30 microsegundos. Tener este rendimiento provoca que se reduzca la capacidad de almacenamiento de las memorias, pero la marca cree que el rendimiento que proporciona compensa la pérdida de capacidad.

Para empezar, la compañía utilizará las nuevas memorias 3D XL-Flash como memoria caché de sus actuales flash QLC. La compañía dice que la unión de las memorias consigue reducir en gran medida la latencia del dispositivo, mucho más que si se usa junto a un HDD.

Vía > Tom's Hardware

Continúa leyendo
  • alxSoft

    Bien por Toshiba!!, aunque por lo que veo ya no tardarán los demás en hacer competencia a intel por todos los frentes, ya solo falta que las señoras de la limpieza también en sus ratos libres diseñen un modem 5G.