Los monitores gaming 4K a 144 Hz tienen problemas de calidad de imagen

Escrito por Juan Diego de Usera

Muchos usuarios de los nuevos monitores gaming 4K a 144 Hz están informando de serios problemas en la calidad de la imagen que representan sus paneles cuando se pasa su frecuencia de refresco vertical, desde los 120 Hz que soportan de serie, hasta los 144 Hz que anuncian las marcas. El motivo final de este fallo, se haya en el post procesado.

Es innegable que la llegada al mercado de los monitores gaming 4K a 144 Hz con tecnología G-Sync de NVIDIA había levantado muchas expectativas entre los usuarios que querían incorporar esta tecnología a sus ordenadores. Más todavía, cuando era precisamente NVIDIA quien estaba detrás del desarrollo de esta tecnología, como ya pudo demostrar hace seis meses durante el desarrollo del último CES Las Vegas 2018. Por tanto, el que más y el que menos, esperaba que la implementación de ella fuera casi perfecta.

Relacionado:https://hardzone.es/benq-ew277hdr/?utm_source=related_posts&utm_medium=manual

Sin embargo, la realidad nos está echando para atrás a muchos usuarios a la hora de plantearnos la compra de uno de estos monitores. Primero, porque su precio es desproporcionadamente alto para el tamaño de pantalla en el que se ofrece (solo 27 pulgadas). Luego, que los paneles que se emplean solo dan 120 Hz de refresco vertical de manera nativa, con lo que los 144 Hz se han de conseguir haciendo overclock manual al panel. Y, ahora, los problemas de calidad de imagen en pantalla que están demostrando los monitores cuando se pasan de los 120 Hz.

Los monitores gaming 4K a 144 Hz parecen un lanzamiento demasiado apresurado

El problema de calidad de imagen de los monitores gaming 4K a 144 Hz estriba en que el conector DisplayPort 1.4 que montan, tanto las tarjetas gráficas como los propios monitores, solo es capaz de proporcionar un ancho de banda de 26 Gbits/s, que es exactamente lo que necesita la resolución 4K cuando tiene una tasa de refresco de 120 Hz. Pero, para poder llegar a los 144 Hz, los fabricantes han tenido que implementar el subsampling (YCbCr) que, en el caso de estos monitores, transmite la porción del 4K en escala de grises, pero la información del color lo transite a resolución 1920 x 2160.

El problema es que las posibles soluciones para paliar este problema, nos son realistas. Se podría emplear el HDMI 2.1, pero todavía no hay ningún monitor que lo emplee, dado que se terminó su especificación el pasado diciembre. Por otro lado, también se podría emplear el DSC (Display Stream Compression) con el DisplayPort como esquema de compresión para la imagen… si no fuera porque no hay demasiados monitores hoy en día que lo soporten.

Por el momento, la única solución que hay para los usuarios de estos monitores es no subir la tasa de refresco por encima de los 120 Hz. Vamos que, al final, los usuarios de estos monitores habrán pagado, a precio de oro, por una característica que, si quieren tener una buena calidad de imagen en pantalla, se verán obligados a desactivar.

Sinceramente, nos parece que los lanzamientos por parte de Acer y Asus de estos monitores han sido demasiado apresurados por ambas marcas.

Fuente > TechPowerUp

Continúa leyendo