Review: MSI B360 Gaming Pro Carbon, placa de nueva generación

Escrito por Miguel Ángel Rodríguez

Tres son los nuevos chipsets que vienen a acompañar a Z370 para Coffee Lake. Si bien son chipsets que no van a competir con Z370 que es el tope de gama para el socket LGA1151 v2, sí es cierto que vienen para complementarlo y a rellenar ese hueco que en términos económicos no es capaz de llenar Z370. Los chipsets H370, H310 y B360 tienen muchas deficiencias en relación con Z370 pero es justo eso lo que les hace imprescindibles.

Lo que está claro es que con la entrada en escena de estos chipsets, ya podemos decir que encontramos los acompañantes perfectos para los core i3 y los core i5. Cierto es que para procesadores menos top, por hablar de alguna forma, se deben encontrar placas más adaptadas a sus capacidades. Y es ahí donde aparecen los tres chipsets que podréis empezar a encontrar mañana en el mercado, Hablamos de chipsets sin capacidad de OC, con menos líneas PCI-e y con una serie de ausencias que nos podrían hacer pensar que no tienen mucho sentido. Pero son el complemento perfecto para procesadores menos exigentes y para personas que buscan equipos menos “vitaminados” pues sus necesidades no son especialmente altas.

La MSI B360 Gaming Pro Carbon disimula esas carencias

La respuesta nos la da MSI. Cuando tenemos ante nosotros una placa gaming de MSI podemos, si no hacer desaparecer las carencias de un chipset, al menos sí disimularlo. Y eso es lo que hace MSI. Y es que las mejoras tanto estéticas como funcionales no deben ser exclusivas de los chipsets de gama alta sino que pueden convertir a una placa normal en una placa, cuando menos, apetecible.

Nos parece una gran idea que podamos dar ese adjetivo gaming a placas con chipsets más modestos y podamos dotar a placas más económicas de esas mejoras como Mystic Light, ese diseño elegante, un buen controlador de audio y ese gran número de posibilidades en cuanto a almacenamiento.

No queremos entrar en el detalle de los chipsets, para eso ya lo hacemos en el análisis, ni desvelaros las adaptaciones de MSI para convertir estas placas en atractivas. Tan solo queremos que entréis a conocer más en detalle y a valorar como se merece la creación de MSI para el chipset B360 de segmento de entrada que no pierde un ápice de eficacia incluso con procesadores de gama alta. Las carencias las conocemos (o lo haremos ahora) pero debemos encontrar el sitio adecuado a las placas con chipsets más modestos para eso, para procesadores más modestos. Bienvenidos al análisis de la nueva:

MSI B360 Gaming Pro Carbon

 

Continúa leyendo