Review: Drift Mousepad, el primer periférico gaming de la marca

Escrito por Rodrigo Alonso

Drift Gaming es una marca que nació en Octubre de 2015, y desde entonces han logrado hacerse un hueco importante en el complicado nicho de las sillas gaming. Hace poco, la compañía decidió dar el salto también a los periféricos gaming para PC, y comenzó anunciando su primera alfombrilla, la Drift Mousepad, de la que en el día de hoy os presentamos nuestro análisis completo para poder enseñaros de primera mano cómo es y qué tal se comporta.

Tal y como decíamos, Drift Gaming era hasta ahora una marca que solo tenía sillas gaming en su catálogo, y el hecho de que ahora decidan dar el paso de lanzar una alfombrilla para ratones de PC solo nos hace pensar que tienen pensado entrar de lleno en el mercado de periféricos, algo que la marca ya confirmó inicialmente cuando anunciaron esta Drift Mousepad aunque de manera un tanto vaga, simplemente diciendo que tienen planeados muchos lanzamientos durante el presente año.

Drift Mousepad, una alfombrilla centrada en la calidad

Drift Gaming presume de que sus sillas, fabricadas en Europa, tienen una grandísima calidad y a precios relativamente contenidos para el segmento en el que se mueven. Con su Drift Mousepad quieren extender esta premisa y proporcionar a los usuarios una alfombrilla con acabados Premium, de gran calidad, y a un precio contenido (el precio oficial es de 14,90 euros), sirviendo posiblemente como globo sonda para ver qué tal son capaces de desenvolverse en este nicho de mercado, mucho más copado todavía que el de las sillas y, por lo tanto, donde es más complicado prosperar.

Características técnicas

Estamos como se puede ver ante una alfombrilla fabricada con tela tratada térmicamente para crear una microtextura compatible con cualquier tipo de sensor de ratón, sea óptico o láser, y de cualquier sensibilidad. Los bordes están cosidos -en breve veremos de qué manera- para garantizar una mayor durabilidad y resistencia al desgaste, mientras que la base está fabricada en caucho natural anti deslizante para asegurar que la alfombrilla no se moverá durante el uso.

La Drift Mousepad tiene un tamaño de 400 x 450 x 4 mm, por lo que tiene un tamaño considerablemente grande y, por ello, es óptima especialmente para usuarios que utilicen sensibilidades bajas en el ratón, pues son éstos los usuarios que necesitan una mayor superficie por la que mover el dispositivo.

Aspecto estético y embalaje de la Drift Mousepad

Como es habitual en este tipo de producto, la alfombrilla viene enrollada en una caja de cartón

duro de forma de ortoedro, en este caso a todo color con el rojo y el negro característico de la marca predominando por encima de todo lo demás. En los laterales encontramos la marca y el modelo, así como una descripción del producto y un resumen de sus principales características.

Y, también como es habitual, encontramos en una de las caras una apertura a través de la que podremos tocar la superficie de la alfombrilla con los dedos, de manera que podamos comprobar su tacto resistencia.

La Drift Mousepad tiene una estética notablemente gaming, con los colores negro, gris y ese tono de rojo que es casi anaranjado que caracterizan a la marca, y por supuesto con el anagrama del fabricante adornando en diagonal el centro.

La superficie de tela es muy suave al tacto, y si pasamos el dedo rozándola ya podemos notar que apenas presenta resistencia. Está, no obstante, micro texturizada para facilitar la tarea de seguimiento a los sensores ópticos -que, a diferencia de los láser, necesitan que la superficie tenga cierta rugosidad o “dibujo” para detectar el movimiento-.

Los bordes están cosidos con hilo rojo, bastante denso y apretado, dotando a la alfombrilla de una mayor resistencia, durabilidad y sensación de calidad.

En la cara opuesta tenemos la goma natural (caucho), también con un leve dibujo que evitará que la alfombrilla se mueva de la mesa durante el uso.

Fijaos aquí en el trenzado del bordado de los bordes. Esta es una gran diferencia con respecto a otras alfombrillas de menor calidad, puesto que haciéndolo así se evitará que el hilo se descosa, o incluso si alguna fibra se rompe por el desgaste o por algún accidente, no se descoserá toda la zona. Es un detalle de calidad muy grande.

La Drift Mousepad en uso: pruebas y conclusiones

Hemos estado utilizando la alfombrilla durante varios días y con varios ratones (por un lado con el Ozone Exon V30 que analizamos el otro día, y por otro con un Razer Lancehead) con un uso normal (navegar por Internet, trabajar, etc.) pero especialmente en juegos, tales como League of Legends, Battlefield 1 y Final Fantasy XIV.

Ambos ratones se comportan a la perfección sobre la Drift Mousepad, deslizándose fácilmente por su superficie. Además, un punto a favor que tiene, es que el cable no se engancha ni tira del bordado exterior, algo que a veces sucede en algunas alfombrillas que no tienen un bordado de buena calidad y que puede llegar a molestar bastante, especialmente si te pasa en una situación crítica de juego.

Conclusión: una alfombrilla polivalente y de buena calidad, a buen precio

La verdad es que no es común que un fabricante decida adentrarse en el mundo de los periféricos gaming con una alfombrilla, pero desde luego podemos decir que Drift Gaming lo ha hecho con buen pie puesto que su Drift Mousepad tiene una indudable calidad, y además un precio bastante competitivo.

Me habría gustado que el fabricante hubiera lanzado al menos tres modelos diferentes en cuanto a tamaño, pues este modelo que tienen ahora a mí personalmente me parece demasiado grande y habría preferido un tamaño más rectangular (igual de ancho pero bastante menos alto). Esto, en cualquier caso, es cuestión de gustos, pero sin duda sería bueno para poder captar a un mayor número de usuarios.

Ya veremos qué tal les van las cosas una vez que empiecen a llegar le resto de periféricos gaming que pretenden lanzar este año al mercado, pero si la calidad y el precio de los mismos va a estar en la misma línea que esta alfombrilla podemos augurarles un buen resultado.

PROS:

  • Excelente calidad.
  • Gran tamaño.
  • El grosor de 4 mm hace que sirva de acolchado para reducir el cansancio en la muñeca.
  • Precio (menos de 15 euros).

CONTRAS:

  • Solo un tamaño disponible (40 x 45 x 4 cm).

Por todo ello, esta Drift Mousepad se lleva nuestro galardón de Platino, acompañado cómo no de nuestra recomendación por su buena relación calidad / precio.

Continúa leyendo