Soluciones de refrigeración exóticas, ventajas e inconvenientes de ellas

Escrito por Juan Diego de Usera

La mayoría de usuarios creen que solo hay dos maneras de refrigerar el, procesador y la gráfica de su equipo informático: por aire o con una refrigeración líquida (ya sea ésta de circuito cerrado o abierto). Soluciones de refrigeración mediante células Peltier, refrigeración en cascada o por cambio de fase son los sistemas empleados por los usuarios más extremos.

Algunos usuarios, especialmente los overclockers, nunca tienen una temperatura lo suficientemente baja en sus componentes. Y, dado que los sistemas de refrigeración convencionales no son capaces de proporcionarlas (dado que dependen de la temperatura ambiente y nunca pueden bajar por debajo de ella), recurren a soluciones de refrigeración bastante más exóticas en su afán. En este artículo vamos a ver las principales:

Refrigeración por inmersión

Con esta solución, el usuario hace exactamente lo que sugiere el nombre: sumerge los componentes electrónicos de su equipo dentro de un tanque que ha de estar relleno de un líquido dieléctrico (es decir, que no conduzca la corriente eléctrica). Al hacer ésto, el líquido absorbe el calor y, por convección, lo suelta a la atmósfera cuando llega a la parte de arriba del tanque.

El principal problema de este sistema de refrigeración es que seguimos limitados por la temperatura ambiente. Y que, como la caja tenga una fuga, la que se puede liar puede ser gorda. Por no contar que si usamos algún tipo de aceite como líquido de refrigeración, limpiar luego los componentes puede ser harto complejo.

Refrigeración termoeléctrica mediante células Peltier

Esta solución de refrigeración emplea lo que se llama una célula de Peltier para refrigerar una superficie caliente. Estas células se basan en hacer discurrir una corriente eléctrica en la parte intermedia situada entre dos conductores, de tal manera que en uno de sus lados se crea calor, mientras que en el otro se absorbe calor.

Las células Peltier son el primer intento medio exitoso de refrigerar un componente por debajo de la temperatura ambiente y, de hecho, se emplearon en disipadores hace años, pero con poco éxito. Y es que su principal problema es que necesitan bastante potencia para funcionar de la manera correcta y, para el incremento de potencia que generan, la disminución de temperatura no sale realmente a cuenta.

Refrigeración por nitrógeno líquido

Esta probablemente sea la manera más extendida de refrigerar un componente de manera extrema. Es, desde luego, el método con el que se consiguen todos los récords de overclock. Antes de hacer nada, el usuario ha de hacerse con un pote de cobre, donde se colocará el nitrógeno líquido. El nitrógeno, a presión atmosférica comienza a evaporarse y, al hacerlo, absorbe el calor de todo lo que le rodea (si no puede absorber calor, el nitrógeno no se gasifica).

La principal ventaja de este sistema de refrigeración es que es capaz de alcanzar temperaturas bastante por debajo de la ambiente (y de los 0 ºC). Pero, para que funcione, el usuario ha de aislar previamente todos los componentes eléctricos de la placa base con grasa de grafito, para evitar que el frío les afecte negativamente. Y, dado que hay que estar rellenando constantemente el pote de cobre de nitrógeno líquido, sirve solo para peri0odos de tiempos muy limitados. Por no contar que el nitrógeno líquido es muy peligroso al tacto y puede generar quemaduras MUY serias si entra en contacto con la piel.

Refrigeración por cambio de fase

Finalmente, tenemos la refrigeración por cambio de fase o en cascada. En este caso, se emplea un compresor que se encarga de comprimir un gas a muy alta presión, que luego se hace circular por unos capilares hasta llegar a donde esta el bloque que está en contacto con el procesador. En él, el fluido cambia de fase de líquido a gas y absorbe todo el calor de lo que le rodea. En esa forma gaseosa vuelve al depósito principal, donde se le vuelve a comprimir para volverlo a convertir en líquido. El sistema es más o menos el mismo que emplean los frigoríficos o los aires acondicionados caseros. Y los fluidos refrigerantes también suelen ser los mismos.

La principal ventaja de este sistema es que es muy efectivo y consigue bajar de manera considerable las temperaturas de los componentes. La parte negativa es que son MUY ruidosos cuando están en funcionamiento. Por no contar todo lo que sufre la arquitectura de capas de la placa base y del socket del procesador al estar sometida a esas temperaturas.

Continúa leyendo
  • Lord Xamon
    • Claro, salvo que la temperatura estuviera por debajo de la temperatura ambiente había un problema 😛

  • La mas fácil es la celda peltier pero a que costo, económico, no de la celda porque son baratas sino del costo de la energía.
    Una celda chica (15x15mm) no baja de los 65W a 12-24V, una mediana (~25x25mm) unos 85-95W y una grande (5x5cm) ronda los 120W; si tenes un cpu de menos de 95W, no vale la pena, además de duplicarte el consumo. Y solo refrigeramos el micro, tenemos que poner otro u otros a la placa de video.
    Punto a favor, usamos los disipadores y ventiladores estándar, si viene con una regular, bastara.

    La inmersión es buena pero casi nunca funciona, te lo dicen todos, es como un placebo, si el aceite sube de temperatura cagaste la pc. Incluso tenes que gastar mucho mas porque siempre le tenes que agregar radiadores y ventiladores.

    Nitrógeno es solo para competencias de overclocking.

    El de cambio de fase, no lo conocía, no se cuanto cuesta, seguro que una fortuna y media. Porque básicamente es una heladera.

    En orden de mas barato-conveniente: cooler normal, cooler mejorado (de buena marca), peltier, radiadores por agua, liquido refrigerante o aceite y por último, una combinación de peltier+radiador con refrigerante