Si bloqueas tu nuevo iMac Pro necesitarás otro Mac para restaurarlo

Escrito por Juan Diego de Usera

¿Qué pasaría si bloqueas tu nuevo iMac Pro? Pues en el caso de que eso sucediera, por improbable que quiera Apple hacerlo parecer, la marca de Cupertino no te lo va a poner nada fácil, a la hora de desbloquearlo restaurar tu configuración. Para necesitar un segundo ordenador Mac que tenga como sistema operativo MacOS High Sierra.

Puede que los ordenadores de Apple no sean especialmente susceptibles a problemas como los bloqueos de sistema operativo. Pero, como suelen decir los anglosajones, “shit happens”. Muchos pueden ser los imprevistos que lleven a un bloqueo de tu flamante ordenador iMac Pro. Como, por ejemplo, que se te vaya la luz en medio de una actualización del software, lo que dejaría tu ordenador completamente inutilizado.

En Windows, no tenemos más que meter el DVD de instalación del sistema operativo y seleccionar la opción “restaurar”, y ya se encarga el sistema operativo restaurar todos los archivos del sistema que se han dañado y que impiden el inicio de este. Por el contrario, cuando se trata del ordenador de Apple, y por el sistema interno que tienen de guardar los datos en la nube, cosa que a mí nunca me han gustado, necesitas un segundo ordenador que se conecte a internet y a tu ordenador bloqueado a la vez para poder recuperar tus datos y restaurarlos.

Conexión a Internet y cables Thunderbolt o USB serán necesarios si bloqueas tu nuevo iMac Pro

La página de soporte de Apple Configurator 2 indica que para la restauración del iMac Pro es necesario un segundo Mac que ejecute macOS High Sierra con acceso a Internet disponible y Apple Configurator 2.6 o posterior instalado.

El iMac Pro también deberá estar conectado al Mac secundario con un cable Thunderbolt o USB tipo A o C a USB tipo C. Después de este paso, los propietarios del iMac Pro deberán enchufar el cable en el puerto Thunderbolt más cercano al puerto Ethernet y luego conectar el iMac Pro a la alimentación mientras se mantiene presionado el botón de encendido.

Pase lo que pase, el configurador de Apple deberá usarse en el segundo Mac para seleccionar el dispositivo iBridge y luego restaurarlo. Después de que se haya completado el proceso de restauración, el iMac Pro se reiniciará, con lo que será accesible una vez más.

Entonces, ¿por qué se introduce un procedimiento TAN complicado para restaurar el iMac Pro? Se debe al chip T2. Es el chip de segunda generación que aporta seguridad adicional a la máquina, por lo que se deben seguir algunos pasos adicionales para asegurarse de que vuestro iMac Pro salga de la zona muerta.

Continúa leyendo