Después de Intel Coffee Lake, llegará Ice Lake a 10 nanómetros

Escrito por Rodrigo Alonso

A través de un post en la página oficial de Intel, la compañía ha publicado cuál será el nombre de la arquitectura sucesora de Coffee Lake, que está todavía por llegar: Ice Lake. Así, ya tenemos el nombre de la novena generación de procesadores Intel Core que, salvo catástrofe, llegará estrenando el nuevo nodo de fabricación a 10 nanómetros.

En realidad, en el post de Intel se expresa la información un poco por fascículos, por decir algo. Hablan del nombre de la arquitectura que “supuestamente” vendrá después de la octava generación -Coffee Lake-. Tened en cuenta que, en teoría, Coffee Lake traerá consigo una reorganización del catálogo de procesadores del fabricante en respuesta a los buenos resultados de los procesadores Ryzen de AMD, y será la “primera vez en la historia de Intel” de varias cosas, como los procesadores de seis núcleos en la gama Core i5, pero también será la primera vez que Intel repita por tercera vez el mismo proceso de fabricación: los 14 nanómetros (Skylake fue 14 nm, Kaby Lake 14 nm+ y Coffee Lake será 14 nm++).

Reorganizando el proceso “tick-tock”

Se supone que Cannon Lake sería el primer proceso “tick” a 10 nanómetros de Intel, pero por lo que han publicado al final parece ser que será Ice Lake quien tenga éste honor. Intel parece haber variado y bastante la concepción de su famoso proceso “tick-tock”, o al menos su cadencia.

Recordad que el “tick” es la reducción del proceso de fabricación, mientras que el “tock” es una nueva arquitectura bajo el mismo proceso de fabricación. Hasta ahora, Intel siempre había utilizado una cadencia tick – tock – tick – tock, pero ahora que Coffee Lake repetirá por tercera vez la litografía a 14 nanómetros, y tras ella llegará Ice Lake a 10 nanómetros, la cadencia cambia a tick – tock – tock – tick.

En teoría, los primeros procesadores a 10 nanómetros que Intel iba a lanzar serían los de portátiles, que llegarían antes que cualquier modelo de escritorio. Los procesadores para portátil son, generalmente, más pequeños y generan menos calor, así que son más fáciles y baratos de fabricar incluso aunque hablemos del proceso a 10 nanómetros que, lógicamente, está aún muy verde.

En resumen: Coffee Lake será la tercera generación en utilizar el proceso a 14 nanómetros de Intel, y después llegará Ice Lake con el proceso a 10 nanómetros posiblemente antes que Cannon Lake.

Continúa leyendo