Intel ataca directamente a AMD EPYC durante una de sus presentaciones

Durante una presentación celebrada durante un evento, Intel no ha tenido mejor idea que cargar contra AMD EPYC. El problema es que al hacerlo, se han dedicado a mezclar churras con merinas. Más que nada para que les salieran los números. Pero se han olvidado, a la hora de comparar, que hoy en día, la gente (y los departamentos de IT) está mejor informada.

La verdad es que la presentación de Intel no ha sido más que un desgrane de joyas. Pero no de joyas buenas. Más bien de joyas falsas. Y es uno de los mejores indicativos de lo tremendamente nerviosos que están en le bando azul con todo el ecosistema AMD Ryzen.

Una de las primeras perlas que hemos visto es que se acusa a AMD EPYC de ser en realidad un par de núcleos Ryzen pegados juntos. Esto, viniendo de una compañía que ha convertido en un arte lo de pegar núcleos juntos, da risa cuanto menos.

Quizás a Intel ya se les ha olvidado el Core2 Quad. O las arquitecturas Bloomfield, Lynnefield, Smithfield, Presler… En fin, que los reyes del zurcido y remiendo le quieran echar en cara ésto a AMD es cuanto menos, divertido.

Y sigue la fiesta de los despropósitos

En otro orden de cosas, Intel también ha querido demostrar que el SMT de AMD Ryzen no es tan eficiente como el HT de sus procesadores Xeon. Al menos, en el entorno empresarial. Lo cual podría haber tenido algún mérito si no fuera porque se han dedicado a comparar un Xeon de 2.200 € con un Ryzen 7 1800. Que es más de cuarto veces más barato.

¿No veis algo raro en la anterior imagen? Sí, efectivamente, para que los números les salieran, Intel les ha bajado la frecuencia de reloj a ambos procesadores. Y bastante, además. Porque el Xeon 6134 es un procesador con una frecuencia de 3,7 GHz en modo Boost. Digo yo que podrían haber desactivado el boost en el procesador Xeon. Pero al no hacerlo, está claro que entonces los números ya no les salían.

Finalmente, lo único que realmente se le puede achacar a AMD EPYC es que actualmente no existe un gran ecosistema de aplicaciones que estén optimizadas para ese procesador. Sin embargo, es imposible optimizar para una arquitectura que todavía no está en el mercado. Esto mismo ya lo hemos vivido desde hace unos cuantos meses atrás, desde el lanzamiento de Ryzen.

Pero desde entonces hasta ahora, las cosas no han hecho más que ir mejorando en ese ecosistema. Y estoy convencido que AMD tiene que haber incorporado todo lo que han aprendido de Ryzen en estos meses para EPYC.

En resumidas cuentas: AMD le está haciendo muchísimo daño a Intel. Y, de hecho, los de azul ya no las tienen todas consigo como en el pasado. Y ahora se dedican a tirar mierda a su competencia más directa.