El ransomware WannaCry obliga a parar a una fábrica de coches Honda

Escrito por Rodrigo Alonso
Internet
0

Últimamente se habla mucho del ransomware -una especie de virus que cifra nuestros archivos y luego pide un “rescate” para que nos proporcionen la clave para recuperarlos-, y especialmente el conocido como WannaCry por los estragos que ha causado. Y justo cuando parecía que se había logrado contener la amenaza, un nuevo e importante caso se ha dado a conocer: el fabricante de coches Honda, quienes se han visto obligados a parar una de sus fábricas más importantes a causa de éste ransomware.

El fabricante japonés Honda ha sido la víctima más reciente del ransomware WannaCry, y la situación es bastante grave pues se han visto obligados a parar la producción de su fábrica ubicada en Sayama, al noreste de Tokio, una de las más importantes pues sacaba alrededor de 1000 coches diarios, causando unas pérdidas millonarias al fabricante.

La compañía afirma que descubrió el problema el domingo de la semana pasada, y que para el miércoles el malware logró distribuirse a través de su VPN a varias regiones más incluyendo Japón, norteamérica, Europa, China y otros. Sin embargo, la fábrica de Sayama ha sido, afortunadamente, la única que se ha visto obligada a parar la producción.

El problema fue “solventado” el martes, aunque Honda no ha indicado qué método ha utilizado para solucionarlo -se considera la opción, por lo tanto, de que hayan tenido que pagar el “rescate”. Esto es especialmente frustrante por el hecho de que Honda fue uno de los primeros en tomar todas las precauciones posibles para evitar la infección. Se desconoce así mismo el método por el que fueron infectados, pero teniendo en cuenta esto último es posible que se trate de una nueva cepa o variante del ransomware. Desafortunadamente no hay nada de información técnica al respecto.

Los ransomware son ya una preocupación internacional

En las últimas semanas han sido muchos los casos de empresas grandes infectadas por éste tipo de virus, llegando muchas de ellas al extremo de tener que pagar sumas millonarias para poder deshacerse de él, teniendo que invertir por ello mucho dinero, tiempo y recursos que además ha repercutido también en muchos casos en muchas pérdidas operativas. Lo más alarmante de esto es que se desconoce quién es la persona o grupo de personas que está recibiendo el dinero de los rescates, pues de saberlo deberían de ser perseguidos y llevados antes la justicia, ¿no os parece?

La verdad es que esto está tomando unos derroteros que dan miedo. Si infectan a compañías del calado de Telefónica o la misma Honda, ¿cómo no vamos a ser víctimas también los usuarios?

Vía | Reuters.

Continúa leyendo