Biostar se anima a sacar gráficas RX 500 con disipador personalizado

Escrito por Juan Diego de Usera

A finales del pasado mes de Abril vimos como Biostar empezaba a lanzar sus primeras tarjetas gráficas de la serie RX 500. Pero, la verdad es que éstas eran poco menos que el diseño de referencia de AMD, con los mismos disipadores. Eso cambia ahora, con su nuevo modelo Radeon RX 580 Dual Cooling, que incorpora un nuevo disipador personalizado, algo más acorde con lo que se espera de este fabricante.

La verdad es que, que un fabricante como Biostar que siempre se ha caracterizado por sacar pocas tarjetas gráficas (y de Nvidia, principalmente) dé el paso de comenzar a sacar tarjetas gráficas de la serie RX 500 me parece algo realmente importante. Vale que los pocos modelos que tiene de Nvidia nunca han sido modelos que hayan destacado por gran cosa dado que suelen seguir a pies juntillas los diseños de referencia de este fabricante. Pero, aun así, es una opción más de compra que de seguro será agradecida por todos los usuarios. No seré yo quien ponga mala cara a la aparición de nuevas opciones de compra en el mercado.

Un PCB de referencia de AMD con un disipador personalizado

La nueva Biostar Radeon RX 580 Dual Cooling se caracteriza por emplear la placa de circuito impreso de referencia que diseñó AMD para el lanzamiento de su gráfica tope de gama de la serie RX 500, pero empleando un disipador completamente personalizado, probablemente para darle un mayor atractivo visual de cara a sus posibles compradores. Comento lo del atractivo visual más que nada porque en el apartado de frecuencias la gráfica es idéntica al modelo de referencia de AMD Radeon, siendo éstas de 1.257 MHz para la frecuencia base, 1.340 MHz para la frecuencia con boost y 8 GHz para la frecuencia de los 8 GB de memoria GDDR5 que emplea. Por cierto, solo se fabricará en versión con esa cantidad de memoria, no habrá una posible versión de 4 GB (y sí, se que hay otros fabricantes que han sacado modelos de esta RX 580 con 4 GB).

Del disipador lo único que ha compartido el fabricante es que está formado por una base de cobre sobre el núcleo gráfico y láminas de aluminio, que son ventiladas por un par de ventiladores de 80 mm que, siguiendo la tendencia actual de reducción de ruido, permanecen apagados cuando la carga de trabajo de la tarjeta es baja y no se requiere su uso para mantener unas temperaturas adecuadas. Es decir, lo habitual en un disipador actualmente. Aunque creo que es una oportunidad desperdiciada por parte de Biostar para vender su modelo con un poco de overclock que lo haga más atractivo a los ojos de sus clientes.

El fabricante no ha desvelado el precio que tendrá cuando salga al mercado.

Continúa leyendo
  • cincuenta sombras

    Es queno tengo plata