[Actualizado] Gigabyte retira su portátil gaming Aero 15 tras solo una semana

Escrito por Juan Diego de Usera

El fabricante de tarjetas gráficas, placas base, periféricos y portátiles gaming, Gigabyte, ha emitido un a orden de retirada urgente que afecta a su recientemente lanzado portátil gaming Aero 15. Por esta orden, no solo se ha detenido el ensamblaje de nuevas unidades, sino que a demás, se están recogiendo todas las unidades que se habían vendido hasta el momento hasta que se pueda solucionar el problema.

Teniendo en cuenta la catástrofe que fue el lanzamiento del Samsung Note 7, que si bien ya fue hace unos meses atrás pero estoy seguro que todos os acordáis de lo que sucedió, Gigabyte ha decidido cortar por lo sano y curarse en salud. Para ello ha emitido una orden de retirada a escala global de todas las unidades de este modelo de portátil gaming, tanto las vendidas como las almacenadas, a la espera de poder solucionar el problema que se ha detectado en ellas.

Y sí, tal y como estáis sospechando y justo de manera similar a lo sucedido con el móvil de Samsung, el problema que se ha detectado se radica en la batería. ¿Qué problema es? La verdad es que Gigabyte no ha dado ningún detalle a este respecto.

La historia de las baterías defectuosas se vuelve a repetir

Lo que sí hemos podido saber es que el fallo es lo suficientemente grave como para poder en peligro la seguridad de sus usuarios. O al menos, esto piensa la marca, porque si no, no entiendo por qué estarían realizando una retirada global.

En cualquier caso, no consigo entender cuál es el problema que tienen últimamente los fabricantes con las baterías que instalan en sus portátiles. ¿Es que acaso no las someten a una batería completa de tests para comprobar su rendimiento y durabilidad reales? ¿O se trata de una partida que ha llegado defectuosa desde la fábrica? Todos sabemos que las baterías de iones de Litio suelen ser bastante sensibles a muchas cosas, entre ellas los incrementos excesivos de temperatura (por eso en los portátiles se suelen instalar justo en las zonas más alejadas de las áreas más calientes). Podría ser que, al ser este portátil gaming de Gigabyte tan fino, hayan incurrido en el mismo fallo que se hizo del Samsung Note 7 el fiasco de proporciones épicas que fue.

En cualquier caso, me alegro por la actitud que ha decidido tomar Gigabyte con este incidente y cómo lo está abordando para que la sangre no llegue al rio.

ACTUALIZACIÓN

Gigabyte se ha puesto en contacto con nosotros y nos ha confirmado que el supuesto fallo de las baterías en realidad no es tal, y que su origen está en una mala comunicación entre la tienda que le vendió el portátil al usuario y la marca. Y, de hecho, el propio usuario de reddit ha rectificado su hilo original y ha aclarado la situación.

Continúa leyendo