LG mostrará en el CES un panel OLED totalmente flexible

Escrito por Rodrigo Alonso
Monitores
0

Las televisiones no serán el único producto estrella de LG durante este CES 2016, pues como especialista en paneles de visualización también mostrará los prototipos funcionales de tecnologías en las que está actualmente trabajando. Uno de éstos prototipos será un panel OLED totalmente flexible, el cual tiene la capacidad de poder enrollarse como si se tratara de un periódico.

LG lleva años trabajando en el desarrollo de las pantallas flexibles, y prueba de ello es la inversión de 8.700 millones de dólares en fábricas y desarrollo de tecnología OLED durante éste 2016. Desde hace tiempo ya teníamos resultados tangibles de éste desarrollo, como el famoso LG Flex, pero nunca hasta ahora habíamos visto un panel de visualización que se pudiera enrollar sobre sí mismo.

El prototipo tiene una diagonal de 18 pulgadas, y aunque es cierto que se podría hacer mucho más grande es mucho mayor a todo lo que habíamos visto hasta ahora en esta materia. Lógicamente éste panel utiliza tecnología OLED, dado que hasta ahora es la única que permite que sus elementos puedan cambiar de posición con independencia gracias a que la retroiluminación de cada píxel es individual.

Cabe mencionar que ya en el CES del año pasado LG mostró un prototipo funcional de pantalla OLED tan maleable como ésta, aunque lo hizo en una presentación a puerta cerrada pero de la cual podéis ver un fragmento de vídeo a continuación. Es de esperar que la versión que mostrará LG en el CES de este año a todos los públicos sea parecida pero mejorando algunos aspectos, aunque todo está todavía por determinar hasta el momento en el que LG la saque a escena en unos días.

Ahora bien, qué utilidad puede tener un panel que se pueda doblar como éste OLED que muestra LG está un poco en duda. Está claro que un panel flexible tiene mucha utilidad, por ejemplo para lunas de coches, teléfonos móviles / tablets, televisiones curvadas y un largo etcétera, pero en todos estos casos simplemente estaríamos ante un panel que ha adoptado cierta forma y no vuelve a moverse. Un panel como éste capaz de doblarse casi como queramos puede tener ciertas ventajas a la hora de transportarlo en un cilindro, claro, pero a bote pronto no se nos ocurre nada más allá de eso.

Continúa leyendo