Denuncian a AMD por el número de cores en la arquitectura Bulldozer

Denuncian a AMD por el número de cores en la arquitectura Bulldozer

Rodrigo Alonso

Tenía que suceder. Un tal Tony Dickey (que por cierto se representa a sí mismo en la acusación) ha acusado a AMD ante las cortes del distrito norte de California de mentir en las especificaciones técnicas de sus procesadores de arquitectura Bulldozer, alegando que éstos tienen en realidad cuatro núcleos físicos en lugar de ocho.

Ésta es otra de esas demandas curiosas por el simple hecho de que es una única persona contra una gran compañía. Tony Dickey dice en su demanda que los procesadores Bulldozer fueron diseñados retirando componentes de dos núcleos de los anteriores procesadores hexa core de AMD, creando un solo módulo con la combinación de lo que queda. Al hacerlo, sin embargo, los núcleos ya no funcionaban de manera independiente sino en bloques de dos, por lo que los procesadores AMD Bulldozer no pueden realizar ocho instrucciones de manera simultánea e independiente sino cuatro.

Debido a ésto, Dickey dice que los procesadores AMD Bulldozer no tienen en realidad ocho núcleos como tal, y ha demandado a AMD por daños y perjuicios, incluyendo los gastos legales del litigio pre y post juicio, y también reclama otras medidas cautelares que el juez considere oportunas como la retirada de los chips Bulldozer del mercado.

AMD Bulldozer

Uno de los cuatro módulos de la arquitectura Bulldozer

La arquitectura Bulldozer de AMD

Ésta es una buena ocasión para recordar cómo es y cómo funciona la arquitectura Bulldozer de AMD. AMD los fabricó, y así lo especificó (así que en realidad no hay ninguna mentira en lo relativo a esta parte) con cuatro módulos Bulldozer, cada uno de ellos considerado como si fuera un «mini procesador» de doble núcleo. Cada uno de estos módulos comparte el core de punto flotante (algo que solo tiene alta demanda en servidores y por eso lo pusieron compartido, para ahorrar consumo energético y espacio) pero tiene su propia caché L1, 16 KB para ser exactos. Por su lado, cada uno de los cuatro módulos Bulldozer de los procesadores Octa-core de AMD cuenta con dos cores físicos, 2 MB de caché unificado L2 16-way (8 MB en total) y 8 MB de caché compartido L3 64-way asociado a los dos cores de cada módulo.

 

De esta manera, y con los cuatro módulos Bulldozer, AMD crea procesadores que ellos venden como octa-core, pero que en realidad cuentan con cuatro módulos de dos cores cada uno (sumados son 8 cores, así que tampoco mienten).

Ahora bien, Tony Dickey tiene su parte de razón pues éstos procesadores no proporcionan 8 núcleos «independientes» como tal, y por lo tanto aunque técnicamente tienen 8 núcleos físicos se comportan como si fueran quad-core pues los núcleos están emparejados dos a dos.

Será interesante ver qué respuesta da el juzgado al respecto y qué resultado obtenemos de este litigio.